En la ciudad francesa de Séte, conocida como la Venecia Francesa, desde hace 25 años tiene su origen el Festival Internacional de Poesía Voix Vives, que desde hace cinco años también ha importado Toledo. Fruto de este hermanamiento poético y de las gestiones realizadas por la organización de Voix Vives se ha propiciado esta cesión temporal, según ha informado en nota de prensa la citada organización.

El cuadro tiene un “gran simbolismo” poético dado que el poeta austro-húngaro pasaba horas delante de él en su estancia en Toledo en invierno de 1912 en la capilla de la y son muchos los que ven en las Elegías de Duino, su gran obra maestra, los ecos de este éxtasis del poeta ante el cuadro.

La directora de Voix Vives Toledo, , ha indicado que “desde Voix Vives quieren profundizar con iniciativas como esta, los lazos que unen a ambas ciudades”.

Además, ha señalado que les alegra saber que “un trocito de Toledo estará en Sète actuando como foco de atracción cultural para muchos franceses hacia la ciudad de Toledo, siendo un ejemplo de hacia dónde tiene que ir la política turística cultural de la ciudad”.

Junto con esta cesión de la famosa obra del Greco, la quinta edición toledana del festival, prevista para el primer fin de semana de septiembre, contará con la presencia y apadrinamiento del cantautor y poeta, Paco Ibáñez, que mantuvo a su vez una estrecha relación con Georges Brassens, hijo también de Sète.

Además, Ibáñez actuará también en la edición francesa de julio junto a la poeta y directora del Festival, Alicia Martínez, con la edición de un poemario en francés por parte de la prestigiosa editorial Almanaq y traducido por la poeta .