La iniciativa ha sido presentada este jueves por el concejal de Economía y Empleo, Rubén Rosón (Somos), y la representante de la empresa organizadora Nou Grup Firal, Mari Cruz Madrid. Se trata de los mismos encargados de la feria que tuvo lugar en a finales de marzo.

Se ofrecerán productos de diferentes estilos y épocas, “haciendo que un año más este encuentro sea el punto de referencia en la venta de antigüedades en Asturias”, según ha explicado Rosón.

Los visitantes, coleccionistas y público que acude a la feria podrán acceder, en una venta directa y sin intermediarios, a objetos antiguos, como postales, discos de vinilo, joyas antiguas y muebles.

“Convertimos el Calatrava en un gran escaparate de objetos antiguos expuestos en un lugar tan moderno como este Palacio de Congresos”, ha indicado Madrid. El precio de la entrada es de tres euros y es válida para los dos días. “Hemos repartido publicidad con vales de descuento de 0,50 euros cada uno”, ha concluido la organizadora.