Según ha informado la organización en nota de prensa, se trata de Eva de la Torre Morales, emprendedora que realiza distintos servicios de estética a domicilio en varios municipios de toda la provincia.

También Oksana Yakimchuk, residente en Arcicóllar, ha abierto una floristería en este pequeño pueblo toledano; y Alicia Ruiz, a sus 26 años, ha abierto un bar mejicano en Bargas gracias al apoyo de Acción contra el Hambre.

Por último, Ainhoa Vargas Pérez ha abierto una tienda de productos de repostería en Olías del Rey, tal y como detalla la entidad.

Según recuerda Acción contra el Hambre, las mujeres pueden generar más empleo en las zonas rurales y evitar el abandono de estas zonas. Con datos que “demuestran que en los últimos años se ha producido un aumento de mujeres emprendedoras en el entorno rural”, la organización pretende trabajar por la inclusión sociolaboral “impulsando del trabajo por cuenta ajena o propia”.

MÁS PROYECTOS

A parte de los cuatro proyectos toledanos, Acción contra el Hambre ha acompañado a mujeres emprendedoras en toda España a la hora de poner en marcha sus proyectos.

En , ha puesto en marcha Miceltia en el entorno rural de (La Coruña), una marca de producción de shiitake; y en Manzaneda, Marta Conde ha creado un negocio de diseño gráfico.

En (), Isabel Arranz presta servicios de traducción, localización y revisión de documentos de lenguas de checo, eslovaco, ruso, polaco e inglés; y en Guisona () Sonia Esteve ha creado un coworking en el que también ofrece servicios de comunicación y marketing.

Hay más casos de éxito como el de , que en (Málaga) ofrece en la Finca de La Tortuga rutas de turismo sostenible, ambientales, artísticas y gastronómicas; y en , Consolación Sánchez ofrece instalaciones de un dispositivo que transforma los residuos de las fosas sépticas de las viviendas en un fertilizante y energía útil para cocinar o calentar agua, favoreciendo un ahorro de casi 430 euros en la factura de la luz.

También en esta provincia, en Villanueva de la Serena, Sara Moraga abrió una consultora medioambiental, en la que trabaja, mide y estudia la calidad del aire interior en la zona de su pueblo.

ofrece servicios de e-commerce en Robledo de (); y Celia Bolarín lanzó ‘La Granja de Celia’ en ().

AUGE EN NUEVAS TECNOLOGÍAS Y ECONOMÍA CIRCULAR

La responsable de programas de emprendimiento de Acción contra el Hambre, , ha apuntado que en los últimos años se está experimentado cómo mujeres interesadas en las nuevas tecnologías y la economía circular están creando oportunidades de empleo en el medio rural.

Así el emprendimiento de las mujeres “puede generar más empleo en las zonas rurales y evitar el abandono de estas zonas, dar visibilidad a su trabajo, adquirir más poder de decisión en consejos rectores y redefinir el rol de los hombres en este ámbito”.

No obstante, las mujeres rurales que deciden emprender “se enfrentan a dificultades dobles por su entorno y por su sexo”. “Las del medio rural tienen que ver con la falta de acceso a determinados medios de producción, infraestructuras o formación, porque no todas las actividades formativas se realizan on line y esto supone una limitación. En cuanto al sexo, sufren techos de cristal y conductas discriminatorias que continúan limitando la participación femenina en la economía y política rurales”, detalla Alarcón.