El vicealcalde de , , ha asistido este viernes a la exposición de fotografía ‘La Fábrica de Armas y su entorno. Una historia desconocida’ que ha organizado la ‘Azumel’ del Poblado Obrero, con la colaboración del Ayuntamiento, bajo la coordinación de , alma de este proyecto de recuperación de la historia gráfica de la Fábrica de Armas y del barrio.

De esta forma, desde este viernes, 12 de abril, y hasta el próximo día 22, el acoge la muestra que abrirá al público de martes a viernes en horario de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 horas, y los fines de semana, sábado y domingo, de 11:00 a 20:00 horas, una iniciativa que se desarrolla en la nave principal de San Marcos, donde el visitante podrá contemplar la colección de unas 750 fotografías –muchas de ellas inéditas- que se han recuperado de los archivos personales y familiares gracias a la labor y al trabajo de José Rodríguez Barrasa y su equipo.

José Pablo Sabrido ha destacado que la exposición recoge el pasado de la Fábrica de Armas, un espacio que hoy es presente gracias a la y que en un futuro será referente de la innovación, la tecnología y el desarrollo gracias a la ampliación del campus en los terrenos de los Polvorines.

Cuatro áreas temáticas, historia y Toledo

La exposición está dividida en cuatro áreas temáticas: las primeras familias del poblado, la , los talleres y sus obreros, y el colegio de la Fábrica de Armas, inaugurado en 1952. “Es una forma de expresar nuestra gratitud a la fábrica y a las familias del Poblado Obrero, donde ingresé en 1959 de aprendiz y donde permanecí hasta su cierre en 1996”, ha explicado este viernes un emocionado José Rodríguez Barrasa.

Esta exposición se convierte en el homenaje de ‘Azumel’ a la Fábrica de Armas a través de la fotografía, por lo que el público experimentará la conexión con el pasado y con la historia de la ciudad de Toledo y esta institución que como ha añadido el responsable de la muestra, llegó a marcar el devenir de la ciudad durante el siglo XX.

“La fábrica ha dado los mejores damasquinadores, grabadores y cinceladores de Toledo”, ha recordado el coordinador de la exposición, no sin antes señalar cómo la fábrica formaba parte de la vida social y cultural de Toledo, incluso, ha dicho, se encargó de organizar cabalgatas de reyes, fomentar el deporte con instalaciones deportivas, el arte y la cultura con un cine de verano y otro de invierno, y un economato para todos los empleados y sus familiares.