Además, en esta iniciativa se han dado a conocer las directrices de la IX Convocatoria de Reconocimiento Ciudades Amigas de la Infancia y, sobre todo, compartido conocimientos y experiencias sobre el modelo de actuación ante la violencia entre niños, niñas y adolescentes en el ámbito municipal, según ha informado la FEMP en nota de prensa.

Con este curso se pretende mejorar la calidad de los servicios y afrontar los nuevos retos que se presentan en esta “siempre complicada labor de la vida diaria”, al tiempo que se ha reconocido la “magnífica labor” que realizan las trabajadoras y trabajadores dedicados a esta tarea en las distintas localidades de la Comunidad Autónoma.

El curso, que ha resultado todo un éxito de participación, cuenta con la presencia de destacados ponentes, quienes a lo largo de la mañana, han analizado y debatido, junto a cerca de sesenta asistentes, tanto políticos como técnicos municipales, sobre la forma de actuar ante la violencia entre los niños, niñas y adolescentes en nuestros pueblos.

Entre los ponentes, de distintas esferas, se han encontrado Javier Romeo Biedma, quien ha comenzado el curso adentrándose en las Ciudades Amigas de la Infancia con ‘Ciudades que son Entornos Seguros y Protectores’; a continuación ha sido el turno de la coordinadora de Servicios Sociales del Ayuntamiento de , , y la técnica de infancia, adolescencia y juventud también del Ayuntamiento de , Silvia Vallejo, que se han centrado en cómo desarrollar e implementar la guía ‘Los municipios ante la violencia entre niños, niñas y adolescentes’.

Asimismo, se ha realizado la presentación de la nueva convocatoria de reconocimiento Ciudades Amigas de la Infancia, a cargo de la la técnica de políticas municipales y de políticas locales de infancia, Paola Bernal. Castilla-La Mancha cuenta con 25 municipios reconocidos como Ciudades Amigas de la Infancia, repartidas en todas y cada una de las provincias, incluyendo a las cinco capitales.

Esta jornada formativa, celebrada en , se ha convertido en el primer foro de debate y de búsqueda de soluciones en su ámbito, al que pueden seguir otros, debido al interés demostrado por los profesionales y expertos asistentes por inscribirse y participar, de manera activa, porque les permite actualizar sus herramientas de trabajo y mejorar la atención a los vecinos.