Ferrer ha respondido a preguntas de periodistas sobre esta intervención que, según avanzó el propio deán en marzo, costará 800.000 euros y tendrá una duración de siete meses.

“Esperamos comenzar cuanto antes. Está todo preparado para empezar cuando nos den permiso”, ha afirmado Juan Miguel Ferrer, antes de aclarar que todas las instituciones están trabajando “con la máxima celeridad” en esta cuestión a pesar de ser un periodo “complejo” por la inminente convocatoria de elecciones.