“Todo el trabajo de las instituciones carece de sentido si no somos conscientes de nuestra responsabilidad como conductores, carece de sentido si no somos conscientes de que la mejor carretera, el mejor asfalto, el mejor vehículo o sus mejores elementos de seguridad no sirven para nada si quien conduce no es consciente de que se trata del verdadero responsable de que todo vaya bien”, ha indicado.

Ha apuntado que las jornadas se conciben como un foro de encuentro y debate para el análisis de la problemática nacional “y el intercambio de conocimientos y experiencias que permitan avanzar y progresar en la mejora de los niveles de seguridad en las carreteras españolas”, ha informado la Delegación del Gobierno en un comunicado.

Gregorio ha resaltado que “la seguridad vial es un asunto crucial para nuestra sociedad, y una labor prioritaria en un país desarrollado como el nuestro en el que es imprescindible establecer canales de colaboración en el desarrollo de políticas públicas eficaces que aúnen los esfuerzos necesarios para lograrlo”.

En esta línea, el delegado del Gobierno ha puesto en valor la educación vial “como herramienta fundamental para la prevención de accidentes de tráfico, que no sólo debe estar presente en las etapas escolares sino que debe formar parte del aprendizaje a lo largo de la vida, y no sólo en forma de enseñanza formal sino a través de todo tipo de programas formativos adaptados a las necesidades de aprendizaje del niño y del adulto”.

“La seguridad vial es, y siempre ha sido, una prioridad para el , como uno de los ejes prioritarios del Gobierno para reducir las cifras de siniestralidad en carretera”, ha concluido.