En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, el juez estima que el asunto del motivo de la expulsión de Ciudadanos es de “extrema claridad”, por lo que considera “innecesario” seguir adelante con la demanda al no encontrar “cuestiones controvertidas”.

A este respecto, también expone que la razón de la expulsión de Palacios se debió al pacto con el Gobierno local de Talavera y no por razón de enemistad con el delegado territorial de Ciudadanos en Castilla-La Mancha, como alegaba la concejal. “Resulta flagrante y clara vulneración de las normas del partido por parte de la autora de la demanda”, señala el juez.

Además, en la sentencia queda claro que el procedimiento sancionador que concluyó con la decisión de la expulsión “se desarrolló de forma correcta”. “Resulta exclusivamente relevante saber que la demandante llevó a cabo una actuación para la que requería de autorización del partido sin que existiese dicha autorización”, apunta el juez.

En la misma línea, refleja que Montaña Palacios entró a formar parte del Gobierno municipal “sin autorización previa; es más, entró a formar parte del Gobierno local con la prohibición expresa de llevar a cabo tal conducta”.

Por todo ello, el juez ha desestimado la demanda y ha condenado a Palacios al pago de las costas del procedimiento.

TRANSFUGUISMO “DE LIBRO” PARA EL PSOE

A este respecto y a preguntas de los periodistas, el portavoz del Grupo en el Ayuntamiento talaverano, , ha mostrado su respeto “absoluto” a la decisión judicial pues se ha puesto de manifiesto “lo que todo el mundo sabía en Talavera”.

Gutiérrez ha recordado que la expulsión de los ex concejales de Ciudadanos por entrar en el cuando su partido no les autorizó, es un caso de transfuguismo político “de libro”.

También ha asegurado que espera que “alguien” explique el beneficio de la entrada de estos concejales en el Gobierno pues, ha dicho, “ahora el Gobierno está peor con ellos”.