Con la actuación, anunciada en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros por el titular en funciones de Agricultura, Pesca y Alimentación, , se busca disminuir el aporte de cenizas y arrastres para contribuir a restablecer la vegetación existente en las zonas previas al incendio, así como garantizar el suministro de agua potable y evitar la proliferación de plagas de procesos erosivos, como consecuencia del debilitamiento y pérdida de la cubierta forestal.

Los incendios afectaron a 4.828 hectáreas en el término municipal de Toledo y en varios municipios de las provincias de Ávila y de Madrid.

En concreto, la restauración hidrológico forestal tras el incendio forestal declarado en las cercanías de la ciudad de Toledo, que afectó un total de 1.227,44 hectáreas, recibirá 299.940 euros. De la superficie afectada, más de mil eran arboladas de monte mediterráneo consistente en encinas, enebros, cornicabras, espino negro y jazmín. Además, dañó a una zona de interfaz urbano-forestal de gran valor paisajístico y natural.

La superficie afectada, cercana a la red fluvial del Tajo, está vertebrada por un mosaico de vegetación mediterránea de gran importancia para las especies de fauna.

Así, esta zona está incluida en el área crítica del águila perdicera, en las zonas de importancia de buitre negro y águila imperial y en las zonas de dispersión de águila imperial y águila perdicera.

Por su parte, el incendio forestal que se produjo en el municipio abulense de Gavilanes se extendió hasta el vecino municipio de Pedro Bernardo donde finalmente tuvo la mayor parte de su desarrollo. El fuego afectó a 1.415 hectáreas de las que 1.413,8 son forestales de gran valor ecológico, ya que alcanzó los montes de utilidad pública ‘Pinar de Gavilanes’ y ‘Pinar de Sierra’, así como a los espacios de la , LIC Valle de Tiétar ES4110115, ZEC Valle de Tiétar ES 4110115 y ZEPA Valle de Tiétar ES0000184. En este caso, las actuaciones previstas ascenderán a 400.000 euros.

En cuanto al incendio forestal declarado en el término municipal de (Toledo), el Gobierno recuerda que se extendió hacia el noroeste y afectó a los términos municipales de Cenicientos, Cadalso de los Vidrios y Rozas de en la provincia de Madrid, y destinará a su restauración 499.671 euros.

Este fuego afectó a una superficie de 2.186 hectáreas de las que 1.712 eran de gran valor ecológico. Todos los terrenos forestales afectados están clasificados como montes preservados de acuerdo con el artículo 20 de la Ley 16/1995, de 4 de mayo, Forestal y de Protección de la Naturaleza de la Comunidad de Madrid.

También dañó valores de la Red Natura 2000, afectando a los espacios protegidos Red Natura 2000 Zona Especial de Conservación (ZEC) ES3110007 ‘Cuencas de los ríos Alberche y Cofio’ y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) ES0000056 ‘Encinares del río Alberche y río Cofio’.

En estos incendios además de la pérdida intrínseca del valor ecológico y económico del sistema forestal, la eliminación de la función protectora de la vegetación origina el desencadenamiento o aceleración de procesos de erosión en sus diversos tipos, especialmente en localizaciones con fuertes pendientes y en suelos erosionables.

Las obras de restauración contemplan actuaciones como la retirada de la madera quemada, actuaciones de protección contra la erosión hídrica, el semillado, la restauración de habitats naturales para la fauna silvestre protegida en los espacios Red Natura 2000, así como la adecuación de las infraestructuras dañadas.