En nota de prensa el ha indicado que desde el mes de junio del pasado año, en los Puestos de la Guardia Civil de Illescas y Esquivias se habían recogido numerosas denuncias por robos en viviendas cometidos en las localidades de Yeles y Yuncos, por lo que el Equipo de , en coordinación con las Áreas de Investigación de esta misma Unidad y del Puesto Seseña, abrieron una investigación para determinar la autoría de estos delitos.

La Guardia Civil realizó las correspondientes inspecciones oculares en cada propiedad donde se había cometido este delito y comprobó que la forma de ejecutar el robo era muy similar en todos los casos, así como los efectos que eran sustraídos.

Los agentes comprobaron que los delitos se cometían forzando puertas y ventanas con distintas herramientas, en horario nocturno y en propiedades generalmente que carecían de la instalación de algún sistema de alarma. Una vez en el interior se sustraían joyas, dinero en efectivo, maquinaria y herramientas profesionales, aparatos electrónicos, dispositivos multimedia, material audio visual e informático. A este material se le da una salida rápida a la venta en portales de Internet o en el mercado ilegal.

Igualmente la Guardia civil comprobó que el posible autor actuaba solo y que cometía los delitos en viviendas cercanas entre sí unas de otras durante cuatro o cinco días al mes.

Una vez analizada toda la información obtenida, la Guardia Civil identificó al autor de estos delitos, un hombre de 26 años, con antecedentes delictivos y con residencia fijada en la localidad de Yuncos.

La Guardia Civil detuvo a este hombre como autor de 28 delitos de robo con fuerza en las cosas, 20 cometidos en viviendas de la localidad de Yeles y ocho en viviendas de Yuncos, de donde habría sustraído efectos por valor de 84.000 euros y causado daños por unos 5.000.La Guardia Civil puso al detenido a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Guardia de Illescas.