La Guardia Civil ha detenido a un joven de 24 años de edad, identificado como I. L. B. por un delito de robo con violencia e intimidación cometido en la localidad de el pasado día 8 de abril. La víctima, una mujer de 75 años, pudo pulsar el dispositivo de teleasistencia de la Cruz Roja.

Según ha informado en nota de prensa la Delegación, sobre las 10. 30 horas del pasado 8 de abril una vecina de la localidad de Santo Domingo Caudilla no abrió la puerta de su domicilio a dos jóvenes que llamaron a su puerta. Apenas unos minutos después, los mismos jóvenes volvieron a llamar a la puerta de este domicilio, aunque esta vez la mujer abrió la puerta utilizando una cadena de seguridad que no resistió el fuerte empujón de uno de los delincuentes.

Una vez dentro de la vivienda, ambos delincuentes, que vestían ropa oscura y llevaban una gorra puesta para intentar ocultar su identidad, empujaron a la mujer hasta hacerla caer al suelo, donde intentaron sustraerle las joyas que llevaba encima.

La víctima reaccionó rápidamente y pulsó el sistema de teleasistencia de la Cruz Roja, recibiéndose en el teléfono de la vivienda una llamada de teleoperadores de este servicio que puso en alerta a los delincuentes, quienes, conscientes de la llamada realizada por la mujer, huyeron del domicilio.

A este lugar acudieron dos patrullas de la Guardia Civil, enviadas por la Central Operativa de Servicios de este Cuerpo en Toledo, que gestiona el teléfono 062, para atender a la víctima y realizar las primeras actuaciones para descubrir y detener a los delincuentes.

El equipo de fue quien se hizo cargo de las diligencias y de la investigación de este hecho y quien, tras realizar todas las gestiones necesarias, consiguió la identificación y detención de I. L. B. , uno de los autores de este robo con violencia e intimidación. Esta detención se llevó a cabo el día 10 de abril en la misma localidad de Santo Domingo Caudilla.

El detenido ha pasado a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de Torrijos y actualmente está ingresado en un centro penitenciario

No obstante, la Guardia Civil mantiene abierta la investigación para determinar la identidad del segundo autor de estos hechos y proceder a su detención.