Cuando los agentes localizaron el piso donde se encontraba el secuestrado, miembros del lo asaltaron y liberaron a la víctima, que presentaba heridas incisas, magulladuras y marcas en las muñecas.

La Policía Nacional, según ha informado en nota de prensa, tuvo conocimiento del secuestro cuando la pareja sentimental de la víctima presentó una denuncia en la que informaba de lo sucedido. Ese mismo día los secuestradores se habían puesto en contacto con ella, a través de una llamada telefónica, para solicitarle 17.000 euros a cambio de la liberación de su pareja, bajo amenaza de cortarle la cabeza.

Tras varias gestiones policiales, los agentes localizaron el lugar desde el que se había producido la llamada, en la localidad toledana de Seseña. Localizado el piso, miembros del GEO lo asaltaron y liberaron a la víctima. Los arrestados intentaron huir bajando por la ventana hasta el garaje y cruzando, desde allí, al otro lado de la urbanización para tratar de salir de ésta por el lado más distante al domicilio, momento en que fueron detenidos.