Los arrestados pedían una contraprestación económica a vigilantes de seguridad para conseguir la titulación de un curso relacionado con su sector, sin la necesidad de realizar la acción formativa. También eran los responsables de confeccionar los títulos formativos. Por ello, se les imputa falsedad documental, además de un delito de estafa.

La investigación comenzó al recibir varias denuncias en Vitoria en las que se informaba de un fraude relacionado con cursos formativos destinados a vigilantes de seguridad. Con las primeras pesquisas averiguaron que se estaban entregando títulos profesionales a cambio de una contraprestación económica y sin la necesidad de realizar previamente la formación. En muchas ocasiones, el trabajador del sector de seguridad privada que recibía la titulación ignoraba la ilegalidad de dicha actividad.

El operativo ha culminado con la detención en Salamanca de los dos responsables de la confección y entrega de los títulos formativos, la realización de un registro y el cierre de la academia en la que se elaboraban los títulos que nunca llegaban a impartirse.

Los arrestados, personal acreditado para la formación del sector de seguridad privada, han sido imputados por un delito de falsedad documental y un delito de estafa. Además, se ha tomado declaración a 122 personas en varias provincias españolas, como , , , , , , y , de las que han resultado investigadas 56 por su posible implicación en los hechos.