Según ha podido comprobar Europa Press, desde las 7.00 horas de este martes numerosos efectivos policiales han acordonado varias calles del barrio, donde se han iniciado los registros en viviendas y garajes de la zona.

En concreto, los registros se han efectuado en la calle y las calles aledañas, cercanas al colegio y al centro de formación de Ipeta.