Se trata de cuatro hombres de 40, 39, 33 y 32 años, españoles y vecinos de (), () y , que acumulan entre todos 50 antecedentes por estafas, principalmente en las modalidades de la ‘estampita’ y el ‘tocomocho’.

Fueron detenidos el 8 de abril en un control de paso en Vilafranca del () en el momento en el que llegaban a la población, y en su vehículo se encontraron materiales susceptibles de ser utilizados en estafas, como siete teléfonos móviles, dinero en metálico, joyas y un arma corta simulada.