La Comisaría Provincial de Huesca ha informado en una nota de prensa de que el pasado 31 de enero los encargados de dos empresas ubicadas en el polígono Sepes de la ciudad comunicaron a las operadoras 091 y 092 las sospechas que les infundía el comportamiento de dos individuos.

Estos estaban visitando varios negocios ubicados en esta zona industrial preguntando por diversos materiales, si bien daba la sensación de que estaban aprovechando estas visitas para realizar una inspección del interior del establecimiento.

Inmediatamente, se estableció un dispositivo conformado por patrullas de Policía Nacional y del Cuerpo de Policía Local, a quienes se les transmitió la información facilitada por los ciudadanos.

Un agente de la Policía Local localizó a dichos individuos circulando en un vehículo por el polígono Monzú y solicitó, junto a otro compañero, la identificación de estas dos personas, quienes manifestaron carecer de documentación, aportando uno de ellos los datos del que resultó ser su hermano para tratar de ocultar su verdadera identidad.

IDENTIFICACIÓN DACTILAR

Los agentes trasladaron a los dos individuos a la Comisaría de la Policía Nacional, donde las técnicas de identificación dactilar permitieron obtener la verdadera identidad de ambos hombres, uno de ellos, de 25 años, con siete detenciones policiales, varias de ellas por delitos de robos con fuerza.

Al otro, de 41 años, le constaban tres identidades falsas y 71 antecedentes en su historial, varios de ellos por delitos contra el patrimonio, entre los que se encuentra la autoría de un robo con fuerza el año pasado en una nave del polígono Monzú.

Este individuo, que conducía el vehículo en el que circulaban, estaba en busca por un juzgado por un delito contra la seguridad vial y no disponía de carné de conducir, motivo por el que se procedió a su detención como autor de un delito contra la seguridad vial.

Los agentes del Grupo de Investigación de Policía Nacional averiguaron que ambos individuos provenían de la provincia de Toledo y habían pasado la noche en su coche. Al momento, relacionaron la presencia de estos identificados con dos robos cometidos el día anterior en interior de vehículos.

De hecho, en uno de los casos, el componente más joven fue sorprendido por el propietario del coche, quien se fijó en las características del ladrón, detallándolas perfectamente en su denuncia, facilitando de esta forma la investigación policial y aportando datos de gran importancia para el esclarecimiento de los robos.

Los investigadores registraron el vehículo que conducían, localizando una mochila con diversa herramienta susceptible de ser utilizada para la comisión de robos, así como prendas para ocultar su identidad.

Las gestiones realizadas permitieron que ambos fueran acusados de delito de robo con fuerza en las cosas, añadiéndose además al detenido más veterano el delito contra la seguridad vial y la detención por la requisitoria judicial, siendo puestos a disposición judicial el pasado 2 de febrero.

COLABORACIÓN DEL COMERCIO

La Policía Nacional y Policía Local de Huesca han insistido en la importancia de la colaboración y las acciones proactivas por parte de los comerciantes para la prevención de los delitos para lo que la Comisaría de Huesca mantienen reuniones periódicas con los principales representantes del ámbito empresarial y comercial para recabar información del sector y transmitir consejos y pautas seguras de conducta.

Asimismo, se les informa de las diversas campañas de prevención, así como de refuerzo de la presencia policial con motivo de determinadas campañas, y se le hace entrega de una guía y de trípticos de comercio seguro, con las principales medidas preventivas contra la comisión de delitos.