Arroyo, en declaraciones a lo medios tras el acto institucional del Día de -La Mancha en Talavera de la Reina (Toledo), ha asegurado que siendo un día para conmemorar los avances que tiene el conjunto de la sociedad, y de la región, también hay que recordar los “restos pendientes que hay como sociedad”.

De hecho, ha recordado la firma del en Defensa del Ferrocarril de la provincia de Toledo, ratificado tanto por parte de la Consejería de Fomento como del presidente de Castilla-La Mancha, , y por el conjunto de los agentes sociales y sindicales de Toledo, poniendo sobre la mesa una reivindicación “vital” para el desarrollo de buena parte de la provincia y que conlleva, a su juicio, la “necesidad de dignificar” el ferrocarril con el desdoble de la vía, su electrificación y la reparación de las incidencias que se están dando en esta línea ferroviaria como consecuencia de la desinversión territorial.

“El 31 de mayo es un momento para reivindicarlo y para seguir comprometido, ahora con el gobierno actual, y posiblemente con el que salga mañana, para reclamar lo que es necesario para Talavera y buena parte de la provincia y las infraestructuras necesarias para la región”, ha indicado Arroyo.

Por su parte, el presidente de la (Fedeto), Ángel Nicolás, ha destacado el “clima favorable de entendimiento” que desde la Federación ha propiciado durante los 40 años “al servicio de las empresas y al servicio de la sociedad de Toledo y la región”.

Un clima de entendimiento que, en su opinión, ha sido posible entre autoridades y empresarios, para que las empresas de la región “pudieran hacer su trabajo en paz sin conflictos laborales”.