El presidente de la Diputación de Toledo, , se ha reunido con el alcalde de Quismondo, , para escuchar las principales necesidades del municipio y analizar conjuntamente las posibilidades de colaboración para poner en marcha proyectos de interés para los vecinos de la localidad.

El primer edil de Quismondo le ha traslado al presidente García-Tizón la necesidad de acometer la construcción de un nuevo colector de aguas pluviales que alivie el gasto de la depuración de aguas y contribuya a la protección del medio ambiente, ha informado la Diputación en nota de prensa.

Desde el Ayuntamiento ya se trabaja en la canalización de las aguas de lluvia con la inclusión de esa obra en los Planes Provinciales de Obras y Servicios de la Institución para la anualidad del 2013.

Oro de los asuntos tratados ha sido la petición, por parte del alcalde de Quismondo, de la conveniencia de contar con un Taller de Empleo para la formación de los jóvenes de la localidad, al ser el desempleo uno de los asuntos de mayor preocupación social.

El contenido propuesto del Taller de Empleo se centraría, según José Eugenio del Castillo, en la promoción y divulgación de los productos típicos de Quismondo, que forman parte de su idiosincrasia y de la cultura popular.

El alcalde apuesta por la fuente de riqueza que supone para Quismondo la defensa de sus señas de identidad, tales como los embutidos, los dulces y las tradiciones más arraigadas, como la conocida Fiesta del Tinaní, que se celebra desde hace 200 años cada Domingo de Resurrección, cuando los jóvenes de la localidad representados por la cuadrilla, homenajean y festejan al Cristo resucitado y a la Virgen con la enseña nacional.

El alcalde ha agradecido al presidente su interés por conocer las prioridades de su municipio, así como su preocupación para poder establecer vínculos que ayuden a mejorar la calidad de vida de los quismondanos en momentos tan difíciles.

En el mismo sentido, el responsable municipal le ha transmitido el agradecimiento por las subvenciones emitidas desde la Diputación para cubrir gastos corrientes y servicios de primera necesidad, que han permitido a los Ayuntamientos disponer de la liquidez suficiente para cumplir con sus competencias propias y obligaciones con sus ciudadanos.