La Diputación de Toledo, a través del , que coordina el diputado , ha adjudicado las becas de investigación ambiental para contribuir al conocimiento de aspectos de la provincia relacionados con el .

Estas becas nacen con la intención de apoyar proyectos, trabajos o estudios que profundicen en aspectos ambientales de la provincia. De esta manera se ayuda a los jóvenes investigadores, al mismo tiempo que se facilita a la sociedad el conocimiento -que podrían ser fundamentales para la conservación del patrimonio natural y cultural de nuestra provincia- obtenido en los estudios y referidos con los diferentes temas becados.

Los proyectos presentados están relacionados con la provincia de Toledo y han debido ceñirse a alguno de los siguientes temas: geología y usos del suelo, flora y vegetación, fauna, ecosistemas toledanos y procesos ecológicos, educación y gestión ambiental, y aprovechamiento de los recursos naturales.

Las becas ofertadas por el se dirigen a estudiantes o profesionales menores de 35 años y naturales de la provincia de Toledo, o con residencia en la provincia al menos durante los dos últimos años.

Este año se han concedido seis becas, para cada una de las cuales se establece una cuantía económica máxima de 2.500 euros, lo que supone una inversión total de 15.000 euros en investigación en medio ambiente por parte de la Diputación.

El jurado que valoró los proyectos presentados y adjudicó las becas estuvo presidido por , diputado Delegado de Agricultura y Medio Ambiente; ejerció como Secretario , jefe del Servicio de Medio Ambiente de la entidad provincial; y actuaron como Vocales Mª. , decana de la Facultad de Ciencias del Medio Ambiente y Bioquímica de la , , jefe de Servicio de y de los Servicios Periféricos de Agricultura en Toledo, de la Consejería de Agricultura, y , director del , del , .

Las personas y los proyectos elegidos para beneficiarse de las becas han sido los siguientes: , por el trabajo “Estudio de poblaciones de flora amenazada en el complejo lagunar de Villacañas (Toledo)”; , por “El flamenco común (Phoenicopterus ruber) en la provincia de Toledo”; , por “Diversidad genética del herrerillo común en poblaciones relícticas de Quercus pyrenaica en Montes de Toledo”; Marta Rodríguez-Rey Gómez, por “Percepción social de las invasiones biológicas, grado de aceptación de medidas de gestión y enfoque hacia la educación ambiental”; , por “La problemática a escala provincial del cambio global”; y Consolación Vaquero del Pino, por “Usos tradicionales de las plantas: estudio etnobotánico del municipio de Mejorada (Campana de Oropesa, Toledo)”.

La vigencia de la beca será de un año a partir de la comunicación y aceptación de su concesión, abonándose el 40% del importe en ese momento y el 60% restante a la presentación de la documentación que acredite la realización del proyecto y los gastos realizados.