La Diputación de Toledo ha tomado esta decisión después de que la responsable socialista se hiciera eco en su cuenta de de la supuesta proyección de la imagen de y el comandante nazi en dicho espectáculo.

Según ha informado la Institución provincial en nota de prensa, el convenio con el Ayuntamiento de Guadamur se encontraba en fase de tramitación y aún no había sido aprobado en Junta de Gobierno para su posterior firma.

Este lunes la Diputación ya había dejado en suspenso la tramitación administrativa de ese acuerdo y ha manifestado que la Corporación provincial “no va a apoyar con dinero público espectáculos en los que se ensalcen las figuras de dictadores como y mensajes que no tengan encaje en el sistema democrático y constitucional”.