Según ha informado la Institución provincial, este libro se centra en la época del año 1085, el Toledo de las Tres Culturas y el momento de la conquista de la ciudad por el Rey .

La tirada de este nuevo cuento histórico, que tiene como objetivo fundamental la divulgación de la historia, adaptada al público infantil, ha sido de 3.000 ejemplares, dedicándose 2.000 de ellos a la distribución cultural y pedagógica, y 1.000 a la distribución comercial.

Por su parte, la editorial responsable de su publicación, Cuarto Centenario, se encarga de que lleguen al mayor número de puestos de venta posibles, tanto a nivel regional como nacional.

La vicepresidenta de la Diputación, , ha destacado “la importancia de la publicación de esta serie de cuentos relacionados con la historia de la provincia de Toledo y creados por Pequeños Arqueólogos Talleres Didácticos, que colabora con la Diputación en diferentes acciones educativas”.

La diputada se ha referido a la jornada del 23 de abril, Día del Libro, como la mejor fecha para presentar el cuarto título de la colección, pues “para la Diputación, como administración, y para Pequeños Arqueólogos, expertos en la didáctica, divulgación e investigación del patrimonio histórico, arqueológico y cultural, es un placer poder presentar este cuento en esta especial jornada del Día del Libro”.

Para María Ángeles García lo relevante es que “se ha conseguido hacer una colección atractiva para sus destinatarios, que son niños de entre 6 a 12 años por medio de una narración e ilustraciones didácticas y de gran calidad, aderezadas con divertidas aventuras basadas en hechos históricos y narrados de forma didáctica y amena”.

La colección cuenta ya con otros tres títulos publicados, ‘Los Cazadores del Fuego’, ‘Toletum. El Guerrero del Viento’ y ‘Toleto. Los Últimos Visigodos’.

Para la vicepresidenta, “el diseño y atractivo de estos cuentos permite a sus lectores descubrir y conocer conceptos y nociones generales de cada periodo histórico, fomentando, a la vez, actitudes de respeto y valoración positiva hacia su patrimonio”.

‘TULAYTULA. EL REINO DE LOS CIELOS’

El cuarto cuento, ‘Tulaytula. El reino de los cielos’ traslada al año 1085, al Toledo de las Tres Culturas y al momento de la conquista de la ciudad por el Rey Alfonso VI.

De la mano de sus jóvenes protagonistas, , y , y de las emocionantes aventuras que viven, se conocerá como era una ciudad medieval andalusí, sus estructura, organización y principales edificios, el mundo rural, la vida cotidiana y la cultura material de la época, o las traiciones e intrigas por hacerse con el poder y el control de Madînat al-muluk.

Se trata de un proyecto y recurso didáctico ideal para los centros educativos y para el aprendizaje y comprensión del Patrimonio Histórico y Arqueológico, basado en siete pilares, educación, compromiso, valor, protección, divulgación, difusión e innovación, cuyo objetivo final es educar para valorar, difundir, conservar y proteger nuestro patrimonio, comprometiendo al alumnado.

AUTORES E ILUSTRADORES

Los autores de los cuentos son , licenciado en Historia y Arqueólogo, especialista en Didáctica del Patrimonio Histórico y Arqueológico, y Silvia del Mazo, técnica en Artes Plásticas y Diseño en Alfarería, especialista en Didáctica del Patrimonio y de las Técnicas y Oficios Artesanales.

Las ilustraciones son obra de , licenciado en Historia del Arte e ilustrador; mientras que el trabajo de maquetación y diseño de los cuentos ha sido realizado por Julio y , diseñadores gráficos y profesores en Escuelas de Arte de Castilla-La Mancha.

PEQUEÑOS ARQUEÓLOGOS

Pequeños Arqueólogos es un equipo multidisciplinar, especializado en la didáctica, difusión, divulgación, gestión e investigación del patrimonio histórico, arqueológico y cultural, ofreciendo un enfoque y método de trabajo innovador, diferente, social y práctico.

El acto de presentación ha contado con la presencia de los alumnos de 3º de Educación Primaria del CEIP ‘Santa Teresa’ de Toledo, que previamente han participado en un Taller Didáctico de Cerámica Medieval Islámica, en el que han ejercido de alfareros medievales decorando su propio ataifor mediante la técnica decorativa andalusí.