Según ha informado la Institución provincial en nota de prensa, las bolsas de trabajo puestas en marcha por el actual equipo de Gobierno de la Diputación están “basadas en la especialización, profesionalización y en los principios de igualdad, mérito y capacidad, desterrando así la forma irregular de contratación de personal que caracterizó al anterior equipo de ”.

Desde la Diputación han asegurado que esta bolsa de Servicios Generales creada en el 2012 “es un ejemplo de la contratación irregular que llevó a cabo el equipo de y sus diputados y , ya que los integrantes de esta bolsa no tenían una capacitación específica en las diversas materias que contemplaba”.

“De hecho, todos los contratados a través de esta bolsa por el PP fueron exclusivamente para cubrir el puesto de operarios de lavandería, mientras que para cubrir puestos como mantenimiento, albañilería, jardinería, limpieza, pintura, entre otros, realizaron contratos directos y fuera de dicha bolsa”, ha añadido.

Por ello y “ante esta situación absolutamente irregular que ponían de manifiesto la forma opaca y arbitraria de las contrataciones de los anteriores gestores” el Gobierno actual abrió en 2016 las bolsas de trabajo “recogiendo de forma específica las diversas categorías laborales a cubrir, entre ellas, la bolsa de trabajo de operarios de mantenimiento”.

Además, ha hecho hincapié en que el acceso a todas estas bolsas de trabajo se ha hecho “con total transparencia, garantizando la igualdad de oportunidades y mediante un sistema de oposición con exámenes y la corrección de los mismos a través de una máquina”.

“Por tanto, el único interés del Gobierno de la Diputación al abrir las bolsas de trabajo ha sido regularizar y estabilizar el empleo, porque estas bolsas no tenían intención de permanencia al anularse con la convocatoria de trabajo estable de la Oferta Pública de Empleo”, ha concluido.