El convenio pretende contribuir a las “actividades anuales” de la hermandad, tales como la concienciación de los jóvenes en la donación a través de charlas en los institutos de la comarca, las salidas con la unidad móvil dos veces al año para la colecta de sangre por las localidades de la comarca y la asamblea anual para reconocer y celebrar la solidaridad de los donantes.

El presidente provincial siempre ha mostrado su sensibilidad con la donación de sangre, una acción generosa de quienes contribuyen a salvar vidas y mejorar la salud, porque la decisión de donar sangre puede salvar una vida o incluso varias si la sangre se separa por componentes (glóbulos rojos, plaquetas y plasma), que pueden ser utilizados individualmente para pacientes con enfermedades específicas.

Del mismo modo, Álvaro Gutiérrez ha destacado y apoyado la labor desinteresada de los hombres y mujeres que se ocupan de realizar las donaciones y motivar a la sociedad para que aumenten las mismas, porque las donaciones regulares de sangre por personas sanas son imprescindibles para garantizar la disponibilidad de sangre segura en el momento y el lugar en que se precise.

Desde la Diputación de Toledo se comparten los principios de las hermandades de donaciones de sangre de la provincia para la promoción y sensibilización de la población con la donación de sangre y hemoderivados.