Dos nuevas iniciativas en materia de recaudación que la Diputación de Toledo pone en marcha desde el Organismo Autónomo de Gestión Tributaria (OAGT) que tienen como beneficiarios directos los ayuntamientos y a los ciudadanos y ciudadanas de la provincia de Toledo con el fin de que les ayuden a afrontar las consecuencias de esta emergencia sanitaria sin precedentes que está ocasionado la pandemia del coronavirus, ha informado la Institución provincial en nota de prensa.

“Con estas dos nuevas medidas continuamos aportando nuestro granito de arena a afrontar estos momentos difíciles y de incertidumbre para los municipios y los ciudadanos y ciudadanas que necesitan la implicación de las instituciones”, ha indicado el presidente de la Diputación, , anunciado que en los próximos días se seguirán poniendo en marcha medidas que alivien la situación que atraviesan los municipios.

En apoyo directo a los ayuntamientos la medida adoptada es el adelanto en un mes de los anticipos que se entregan a los municipios desde el Organismo Autónomo de forma que los ayuntamientos percibirán esas cantidades el día 7 de cada mes en lugar del día 25, como está fijado hasta ahora. Adelanto que se mantendrá, en principio, durante los próximos tres meses, prorrogables si fuese necesario.

La segunda de las medidas tributarias adoptadas tiene como destinario directo a la ciudadanía y supone el retraso y la ampliación de los plazos para el cobro de tributos municipales que recauda el Organismo Autónomo e incluye dos acciones concretas.

Una de ellas es que el primer 50% del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), popularmente conocido como la contribución urbana, podrá abonarse hasta el 5 de agosto, en lugar de vencer el 5 de julio como estaba previsto.

Y la otra es también el retraso del abono del impuesto de vehículos de tracción mecánica, popularmente conocido como el número del coche, que podrá entregarse hasta el 5 de julio en lugar de hacerlo efectivo el 5 de mayo.

“Adelantando los anticipos de recaudación permitimos a los ayuntamientos mejorar la liquidez municipal facilitando la capacidad económica de respuesta para esas actuaciones que tengan que realizar ante la crisis de Covid-19”, ha indicado Gutiérrez.

A lo que ha añadido que se dan a los ciudadanos las facilidades que la legalidad y la normativa permite al Organismo Autónomo de Gestión Tributaria para darles plazos lo más amplio posible que puedan evitar más daños a sus economías domésticas como consecuencia de la crisis del coronavirus.

LA RESIDENCIA UNIVERSITARIA

También ha querido señalar el presidente de la Diputación que las instalaciones de la Residencia Universitaria ‘Santa María de la Cabeza’ de la Diputación de Toledo alojarán desde hoy a sanitarios y sanitarias que están trabajando en el Complejo Hospitalario de Toledo, en los hospitales Virgen de la Salud, Virgen del Valle y Provincial.

“La Residencia Universitaria servirá como lugar para el descanso del personal médico y de enfermería lo que permitirá evitar su desplazamiento a sus casas cada día y dará alojamiento a los sanitarios y sanitarias que se han desplazado de fuera de Toledo a prestar sus servicios en los hospitales de la capital de -La Mancha”, apunta el presidente de la Diputación.

Recordaba Gutiérrez que el puso el pasado viernes a disposición del y del Sescam la infraestructura de “Santa María de la Cabeza” para su posible uso sanitario y afrontar la crisis del COVID-19.

El Sescam ha incorporado esta Residencia Universitaria a los espacios que el presidente de Castilla-La Mancha, , anunciaba el domingo que van a destinar a ofrecer un lugar en el que el personal sanitario pudiera dormir y recuperarse del trabajo tan fundamental que cada día realiza en nuestros hospitales.

La Residencia Universitaria ‘Santa María de la Cabeza’, de la que es titular la Diputación provincial de Toledo, dispone de un total de 65 habitaciones, pudiendo acoger hasta 100 personas, y, al estar vacía como consecuencia de la suspensión de las clases en la , resulta un espacio adecuado para el uso que desde el se quiere ofrecer a los sanitarios y sanitarias.

De esta manera, la Diputación de Toledo mantiene su apoyo al Gobierno regional y al Sescam para colaborar de forma coordinada con acciones que contribuyan a afrontar esta pandemia y pararla unidos.