Además, han hablado de diferentes proyectos y propuestas destinadas a la plena integración de las personas con discapacidad y su integración en el mercado laboral en los municipios más pequeños, según ha informado la Institución provincial en una nota de prensa.

Se trata, según , de un plan estratégico de implementación para la inserción laboral directa de personas con discapacidad en los ayuntamientos, de cara a detectar a estas personas para lograr su empleabilidad y potenciar su inclusión en el mercado laboral de cada municipio. Es por eso que desde la ONCE se quiere potenciar encuentros con alcaldes para lograr el objetivo deseado.

El presidente de la Diputación de Toledo ha aprovechado para felicitar a su interlocutor por los 80 años que se cumplen en este 2018 de la creación de la ONCE, y ha escuchado el segundo proyecto para la provincia de Toledo, basado en la filosofía y los horizontes de las empresas Ilunión, con un plan de servicios bajo demanda de los ayuntamientos, como mano de obra necesaria para ejecutar diferentes y variados trabajos al servicio de la comunidad.

Tanto Álvaro Gutiérrez como Hernández han coincidido en la oportunidad de que la provincia aproveche el “gran motor de empleo que supone la ONCE” para aquellas personas discapacitadas que pueden ofrecer un valor añadido a la sociedad.

Carlos Javier Hernández le ha transmitido al presidente de la Diputación la importancia que supondría para las personas con discapacidad aprovechar el 10 por ciento de los superávit de las corporaciones locales para invertir en la mejora de la accesibilidad en los pueblos toledanos.