María Ángeles García ha acudido al 8º , acompañada por la diputada de Educación, Cultura e Igualdad, , que se celebra en , para recoger el reconocimiento a la labor de la institución en favor de la lectura y la cultura, gracias al servicio de bibliobuses, que acerca la lectura a los pueblos más pequeños de la provincia de Toledo.

El premio, que ha compartido la Diputación de Toledo con la directora de la Biblioteca Nacional de Colombia y dos bibliotecarios de , por el desarrollo de su labor en los Valles Pirenaicos, reconoce la acción social en las bibliotecas móviles, y la apuesta clara por la creación y mantenimiento del concepto de comunidad, cohesión, y elemento dinamizador y de esperanza para el presente y el futuro de todos.

María Ángeles García, en sus palabras de gratitud, ha indicado que “en nombre del presidente de la institución, , les transmito nuestro agradecimiento y, al tiempo, les felicito por contribuir a que los beneficios de la lectura y de la biblioteca llegue a todos los espacios públicos”.

La vicepresidenta ha añadido también “en su momento fuimos pioneros, en colaboración con el del gobierno de España, gracias a la Biblioteca provincial, que puso en marcha el servicio de Bibliobuses en los primeros años de la década de los 60. Hoy en día, gracias a la asunción de las competencias en materia de cultura y bibliotecas de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, mantenemos este servicio imprescindible mediante un convenio con la consejería correspondiente”.

La representante de la Diputación de Toledo ha defendido el imprescindible papel de los Bibliobuses, afirmando que “hoy en día, gracias a la Ley de bibliotecas de nuestro gobierno regional, los bibliobuses permiten a la población en general acceder a todos los libros de la red regional de bibliotecas”.

Al referirse al funcionamiento de estos bibliobuses en la provincia de Toledo ha confirmado su relevancia “pues hablamos de una provincia en la que más de la mitad de los municipios tienen menos de 1.000 habitantes, lo que explica la impronta de los bibliobuses en ese territorio”.

La vicepresidenta ha calificado a la biblioteca pública y los bibliobuses como una fortaleza de libertad, de libre pensamiento, de convivencia y de progreso de los pueblos.

ha señalado que “todos creemos en lo que hacemos y por eso entendemos que los bibliobuses son una herramienta imprescindible para que los libros lleguen a todos los rincones, y todos los ciudadanos y ciudadanas gocen de las mismas oportunidades”.