Luengo, en el acto oficial celebrado en la provincia de Toledo en el Día de la Patrona de Instituciones Penitenciarias, ha destacado “el trabajo de los funcionarios y funcionarias, muchas veces desconocido y no valorado suficientemente, pues creo que vuestro quehacer diario tiene un valor especial, ya que contribuís de manera directa a apartar del mundo del delito a quienes pasan por el sistema penitenciario”.

Ha felicitado a la directora del ‘Ocaña I’ y al director del Centro penitenciario ‘Ocaña II’, así como al conjunto de sus equipos por el “magnífico” trabajo desarrollado, y se ha referido “a los 76 años desde que fuera declarada la Virgen de la Merced como Patrona de los integrantes de la administración penitenciaria”, trasladando a todos los presentes las felicitaciones y saludo del presidente de la Diputación toledana, .

Con estas palabras, el vicepresidente de la Diputación de Toledo ha reconocido a la cárcel como “una escuela de libertad y un espacio para que el interno encuentre nuevas motivaciones para vivir en libertad, aprendiendo nuevos valores, respetar a los demás y encontrar nuevos caminos para conducir su vida”, ha informado la Institución en un comunicado.

El vicepresidente ha participado en el acto junto al subdelegado del Gobierno en la provincia de Toledo, ; la directora de ‘Ocaña I’, ; el director de ‘Ocaña II’, y la alcaldesa de Ocaña, , así como los funcionarios presentes, autoridades civiles y militares y el público asistente.