Esta será la quinta vez que el barco sale a subasta, siendo el precio mínimo de licitación de 264.543,06 euros, unos 80.000 euros menos que en la primera subasta, que se publicó a finales de 2017, han detallado fuentes de la Diputación.

El presidente de la Diputación, , a preguntas de los medios tras presentar el proyecto de presupuestos para 2020, ha confirmado que el barco “no se ha vendido” porque “no se ha encontrado comprador” y, por tanto, volverá a someterse a un proceso de subasta.

El barco fue adquirido hace dos legislaturas por el equipo de para la navegación en el embalse de Azután, junto al yacimiento arqueológico de Ciudad de Vascos. Fue construido expresamente para navegar por el río Uso, que no es navegable, y formaba parte de un proyecto que el actual siempre ha considerado inviable.

En cuanto al yacimiento, Gutiérrez ha confirmado que la intención del equipo de Gobierno actual es la de “dar pasos” para conseguir que se convierta “en los que realmente debe ser un instrumento turístico, visitable” y para ello la Diputación va a dotarlo de “accesos mejores” que los que tiene.

Además, en colaboración con el Ayuntamiento de Navalmoralejo, donde se ubica el centro de interpretación del yacimiento, se va a trabajar en la mejora de esas instalaciones.