Entre las aves localizadas, que podrían superar la quincena de ejemplares, se encuentran varios milanos reales, especie declarada en peligro de extinción, por lo que la Dirección Provincial de Agricultura, y se encuentra investigando el caso bajo el protocolo de ‘venenos’, según ha informado Ecologistas en Acción en un comunicado.

El uso de veneno “está muy extendido en la provincia de Toledo” y su fin es “el exterminio de cualquier animal predador que se pueda alimentar de especies de caza”, según ha señalado Ecologistas en Acción.

Por ello y por “el hecho de que pueda haber todavía veneno o cebos envenenados en el campo y que éstos puedan afectar a personas o animales, incluidas las propias especies cinegéticas”, han pedido que “se suspenda de inmediato la actividad cinegética en la zona”.

De esto modo, y “dada la gravedad del caso y el riesgo que supone para la salud”, Ecologistas en Acción ha señalado que “es preciso que se actúe con máxima diligencia y rigor, adoptando todas las medidas precautorias necesarias y realizando una investigación en profundidad al objeto de determinar la autoría de los hechos”.

MÁS CASOS DE ENVENENAMIENTO

Ecologistas en Acción también ha pedido en su escrito a Agricultura que “desde ya” intensifique las campañas de vigilancia en la provincia, ya que los casos de veneno “son cada vez más graves y ello es debido a una menor vigilancia y a una disminución de los expedientes sancionadores”.

De esto modo, han recordado otra actuación similar ocurrida en el término municipal de (Toledo) el pasado año, cuando aparecieron 20 animales muertos por envenenamiento, entre los que también se encontraban varios milanos reales.

Así, la Asociación ha señalado que ambos casos, el de Nambroca y el de Arcicollar, se sitúan “entre los más graves de envenenamiento de fauna registrados en España en los últimos dos años”.