Desde el inicio de las atenciones en el economato se han comprado alimentos y productos por un importe superior a los 153.800 euros, siendo las parroquias y Cáritas Diocesana quienes contribuyen al sostenimiento del Economato, ha informado Cáritas en un comunicado.

El economato es un proyecto compartido entre las tres Parroquias del Polígono de Santa María de Benquerencia de Toledo y Cáritas Diocesana de Toledo, y desde el centro se distribuyen gratuitamente alimentos y productos básicos entre las familias necesitadas de las tres parroquias citadas.

El objetivo del economato es mejorar la acogida, la atención y el acompañamiento de las familias que llegan a Cáritas, implicándolas en su promoción y desarrollo, estando acompañadas por una trabajadora social y los voluntarios que les ayudan y les asesoran en todo lo que necesitan.

El coordinador del Área de Economía Social, , ha destacado la labor de los voluntarios del economato, la mayoría miembros de las hermandades y cofradías de Toledo, que realizan las tareas de reposición de los productos, de supervisión de que estén todos los artículos disponibles y de acompañamiento de las familias.

En el centro sólo hay alimentos y productos de primera necesidad, estando disponibles entre 180 y 200 artículos distribuidos en verdura, desayunos, artículos para bebés, refrigerado, limpieza (de hogar e higiene personal), congelados y no perecederos.