Para ello, ha avanzado que deberán acometerse diversas obras necesarias para implementar los servicios que ya se prestan a la ciudadanía con la construcción de una planta en el Ecoparque para el tratamiento de los residuos procedentes ese quinto contenedor, destinado en exclusiva a la materia orgánica. Los cuatro contenedores actuales son para depositar cartón y papel, para vídrio, para envases y para el resto de basura, ha informado la Diputación en nota de prensa.

El presidente del Consorcio de Servicios Públicos Medioambientales ha adelantado esta medida en la visita que realizaba a las instalaciones del Ecoparque, valorando la importancia de aumentar el reciclaje de la materia orgánica en un nuevo contenedor de color marrón.

De este modo, según Martín, la Diputación de Toledo cumple con los objetivos europeos marcados para la reutilización y el reciclado de residuos que contempla que antes de 2020 la cantidad de residuos domésticos y comerciales destinados a la preparación para la reutilización y el reciclado para las fracciones de papel, metales, vidrio, plástico, biorresiduos u otras fracciones reciclables deberá alcanzar, en conjunto, como mínimo el 50% en peso.

Esta medida supondría una importante inversión para el Consorcio, puesto que dotaría de contenedores marrones a los cuatro contenedores de residuos convencionales: verde (vidrio), azul (papel y cartón), amarillo (envases) y el de la fracción resto.

Cada vez más municipios en España utilizan este quinto contenedor por sus ventajas para el medio ambiente, la economía y la salud.

Para alcanzar los objetivos deseados, el Consorcio debe afrontar la construcción de una planta de compostaje para tratar la materia orgánica o biorresiduos de manera separada y ejecutar obras de adaptación del Ecoparque de Toledo.

Posteriormente, se dotará a los municipios del quinto contenedor o contenedor marrón donde se depositaran exclusivamente estos biorresiduos que serán recogidos de manera selectiva, y de los vehículos necesarios para este nuevo servicio de recogida selectiva de los biorresiduos.

Paralelamente a estas acciones se ejecutará una campaña informativa-formativa dirigida a la población y a los responsables municipales al objeto de informar de manera detallada sobre los residuos que se deberán depositar en el quinto contenedor y aquellos que se seguirán depositando en el contenedor de la fracción resto que es el que actualmente utilizamos.

VISITA AL ECOPARQUE

En su visita al Ecoparque, conocía de cerca los servicios que se prestan desde el Ecoparque benefician a una población de más de 650.000 personas, y que el año pasado se recogieron más de 200.000 toneladas de residuos domiciliarios y casi 9.000 de voluminosos; que en la provincia existen 9.000 contenedores de carga lateral y casi 4.000 de carga trasera.

El servicio de recogida integral de residuos urbanos llega al 98 por ciento de la población, que suponen 192 municipios, contando para la recogida de los residuos con una flota de vehículos de 260 unidades.

En lo que se refiere al sistema de carga lateral para la recogida de residuos urbanos hay que mencionar que en 2018 llegó a 148 municipios de nuestra provincia, beneficiando a 414.000 habitantes, lo que supone un 77 por ciento del total de los municipios atendidos.

En el año 2019 se ha iniciado la implantación de los contenedores de papel y cartón de carga latera, teniendo como objetivo en los años 2020-2021 la sustitución de todos los contenedores de papel y cartón por los nuevos de carga lateral, con cargo al presupuesto del Consorcio y sin coste alguno para los ayuntamientos a los que se presta este servicio.

Para la correcta gestión de los servicios que se ofrecen a los municipios, el Consorcio cuenta con dos plantas de tratamiento, en Toledo y de la Reina, y ocho estaciones de transferencias distribuidas por la provincia.

Las instalaciones del Ecoparque visitadas por Rafael Martín, sujetas a permanentes actuaciones de mejora y modernización, en base a los principios de I+D+I, están constituidas de oficinas de administración, mantenimiento y sala médica (de reciente implantación), aula ambiental, plantas de selección, de tratamiento, de combustible sólido (CSR), de tratamiento de aire, de vidrio, de biolíquidos, (primera en España) y planta de biogás, así como el tratamiento de lixiviados y los vasos de vertido.

Merece la pena mencionar la novedosa planta de biolíquidos, pionera en Europa, que convierte los residuos en un biolíquido similar al gasóleo C, y transforma el gas metano en energía eléctrica, que convierte al Ecoparque en una fuente generadora de energía a través de la gestión de los residuos sólidos urbanos.

También merece destacarse la apuesta por el medio ambiente y la conservación del medio natural, principios que presiden las actuaciones que en este sentido se desarrollan en el Consorcio y las plantas de tratamiento.

Las iniciativas de carácter educativo, desde el punto de vista medioambiental, es una prioridad para el Ecoparque, el Consorcio y la Diputación de Toledo, que se dirigen al conjunto de la ciudadanía, pero muy especialmente a las nuevas generaciones, para concienciar de la importancia del reciclaje, algo que se consigue mediante la instalación de islas ecológicas en centros escolares y las actividades desarrolladas en el aula ambiental del Ecoparque, donde se explica el proceso que siguen los residuos durante su recepción, clasificación, tratamiento, valorización y eliminación.