Como novedad, en su tercera edición, Arqueocerámica apuesta por la inclusión y el objetivo de educar en igualdad, con la participación de los alumnos de Transición a la Vida Adulta de los Centros de Educación Especial de Talavera de la Reina, han informado los organizadores en nota de prensa.

Las entidades organizadoras, Junta de Comunidades, el Ayuntamiento de Talavera de la Reina, la (Fedeto), la y Cerámica, el Centro UNESCO -Madrid, Eurocaja Rural, la , y El Corte Inglés de Talavera de la Reina, están logrando con este proyecto despertar la curiosidad y el interés de los alumnos por la cerámica y su proceso artesanal de elaboración y decoración, declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

Asimismo, pretende dinamizar el Museo Ruiz de Luna y sus colecciones cerámicas, convirtiéndolos en un recurso pedagógico y didáctico de referencia para los centros educativos con actividades innovadoras y de calidad, sirviendo como instrumento básico para completar la formación de los alumnos y los diseños curriculares.

Arqueocerámica está diseñado, dirigido e impartido por los especialistas en didáctica, difusión y divulgación del Patrimonio Histórico, Arqueológico y Artesanal, Fernández, Técnica en Alfarería con carné Artesano de Alfarera Oficial de la Junta, y , Licenciado en Historia y Arqueólogo, directores-gerentes de la empresa talaverana ‘Pequeños Arqueólogos-Talleres Didácticos’.

FORMATO DEL PROGRAMA

La tercera edición tendrá el mismo formato que las anteriores, con pequeñas mejoras realizadas por los directores del proyecto en función de las observaciones y propuestas de los propios centros educativos participantes, comenzando con una charla-exposición, acompañada por una presentación de imágenes, en la que los alumnos conocen la historia de la cerámica talaverana, el proceso artesanal de elaboración y decoración y las formas y estilos decorativos (series), que definen, diferencia y caracterizan a la cerámica de Talavera de la Reina y de El Puente del Arzobispo.

A continuación, los alumnos se convierten en verdaderos ceramistas decorando su propio azulejo con un motivo de la serie ferroneríes o recortes, reproduciendo el proceso técnico de decoración artesanal propio de la cerámica talavera, que una vez finalizada la actividad se llevarán a casa.

Por último, se lleva a cabo una yincana o visita participativa a las salas del Museo Ruiz de Luna, con pruebas relacionadas con los contenidos abordados en las dos primeras partes de la actividad, en la que los alumnos van a descubrir y conocer su museo y colecciones cerámicas a través de la experiencia, el juego, el aprendizaje por observación, la investigación y la participación activa.