“Esta edición ha sido muy especial porque después del gran éxito de la quinta edición con una estimación de 10.000 asistentes entre todas las escenas, aunque aún no tenemos cifras oficiales estimamos un crecimiento importante y sobre todo en público joven”, ha apuntado Martínez en nota de prensa.

En este sentido, la directora ha achacado este aumento viene al “impulso de creatividad joven” que ha vivido el festival todos los días, así como la suma de expresiones artísticas. “Tres días donde la poesía ha estado presente en cada plaza de Toledo, con pasacalles y recitales en balcones y azoteas. Después de todo un año muy duro de trabajo, este éxito en todos los sentidos es el mejor pago posible”, ha señalado.

Tanto la directora como el resto de colaboradores se encuentran preparando la próxima edición, así como una serie de actividades relacionadas, con el objetivo destacado de hacer posible que la poesía llegue a los más jóvenes durante todo el año, como ha sucedido durante 2018 con los talleres impartidos en los institutos de la ciudad.

Finalmente, Martínez ha agradecido a todos los patrocinadores y colaboradores, así como a su equipo de trabajo y los jóvenes voluntarios de Toledo, todo el esfuerzo y la ilusión ofrecida, haciendo posible que Voix Vives siga creciendo, de forma que “el éxito es fruto del trabajo y el apoyo continuado de todas las personas que están alrededor del Festival. Sin ellos, nada de esto sería posible”.

Con 25 años de historia fuertemente consolidada en Francia, donde actualmente el Festival se celebra en la población de Sète, en 2013 exportó su fórmula bajo el sello de a Italia (Génova), Marruecos (Al-Jadida), Palestina (), España (Toledo) y .