El Gobierno regional y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) impulsarán la investigación científica para prevenir fenómenos como el cambio climático con la creación del Centro de Investigación de la Atmósfera y el Clima, que ya anunció el pasado mes de julio el presidente José María Barreda, y que nace con la vocación de convertirse en un referente mundial en este campo.

A partir de hoy el Centro es una realidad gracias al convenio suscrito por la consejera de Educación y Ciencia, María Ángeles García, el consejero de Agricultura y Desarrollo Rural como presidente de la Fundación General de Medio Ambiente, José Luis Martínez Guijarro, y el presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Rafael Rodrigo.

El Centro de Investigación de la Atmósfera y el Clima, que se ubicará en Toledo, es una de las líneas de colaboración que contempla el acuerdo marco entre la Junta y el CSIC, el mayor y más activo organismo público de investigación en España, para la ejecución de actividades relacionadas con la investigación científica y el desarrollo tecnológico.

Será el único en España que se dedicará a la parte de la investigación de la química atmosférica y su influencia en el cambio climático y viceversa. Así, entre sus funciones destacan la de profundizar en el conocimiento y en la investigación en la composición atmosférica y el clima, desarrollar líneas de investigación que le hagan establecerse como núcleo de referencia tanto en España como a nivel internacional, y asesorar en el diseño de medidas de predicción y mitigación de procesos climáticos.

Para ello, aglutinará a un equipo de investigadores de reconocido prestigio, al frente del cual estará un investigador castellano-manchego formado en uno de los laboratorios de la NASA.

Compromiso con la Ciencia

La consejera de Educación y Ciencia destacó que “este Centro es una muestra más del compromiso del presidente Barreda con la ciencia y la tecnología, compromiso que es fruto de la convicción de que sólo la innovación, la investigación y el conocimiento, son los fundamentos del desarrollo económico y social que necesitamos”.

De esta forma, resaltó que el Gobierno regional viene haciendo una inversión sistemática de fondos en esta área, que ha pasado de representar el 0,4 por ciento del presupuesto regional en 2004 a casi el 1 por ciento este año y a que el sistema de I+D regional haya experimentado un crecimiento del gasto del 37,4 por ciento de 2006 a 2007, triplicando el crecimiento español.

García subrayó también la colaboración entre la Junta y el CSIC para dar este impulso científico y seguir trabajando con el Gobierno de España en este tipo de proyectos.

Por su parte, el consejero de Agricultura y Desarrollo Rural y presidente de la Fundación General del Medio Ambiente señaló que se trata de “un importante proyecto” fruto de la colaboración y el trabajo entre las tres administraciones.

Martínez Guijarro apuntó que la Fundación nació con el objetivo de trabajar en la difusión, investigación y educación en temas ambientales y la puesta en marcha de centros de investigación. “En este Centro hemos puesto especial cariño porque somos conscientes de que el cambio climáticos es una de los grandes riesgos que hay en estos momentos y es fundamental todo lo que podamos hacer desde la investigación para mitigar y adaptarnos a sus efectos”, afirmó.

El presidente del CSIC, Rafael Rodrigo, mostró su satisfacción por esta línea de colaboración con el Ejecutivo autonómico que, aseguró, tendrá continuidad con otras ideas y proyectos que se pondrán en marcha próximamente, en una disciplina en la que la Agencia Estatal del CSIC está haciendo un esfuerzo especial y que es uno de los ejes de su Plan Estratégico 2010-2013.

Rodrigo felicitó al Gobierno regional por el impulso que está dando a la I+D y se refirió al nuevo Centro de la Atmósfera y el Clima como el primero en España que se dedicará de forma exclusiva al estudio del cambio climático y la atmósfera, ya que en la actualidad hay 10 ó 12 centros que lo abordan sólo a través de métodos parciales.

Subrayó además la relación que tendrá con otras instituciones extranjeras, por ejemplo en el uso de medidas de satélite proporcionadas por la NASA, con la que habrá un continuo contacto con la instalación de una base en el Centro de Castilla-La Mancha de procesamiento y validación de datos.

El Centro de la Atmósfera y el Clima comenzará en pocas semanas su actividad en un local provisional mientras se construye la sede definitiva en terrenos muy próximos a la Fábrica de Armas de Toledo.

El CSIC aportará al equipo de investigadores, la Fundación se encargará de la gestión y la Consejería de Educación y Ciencia los fondos necesarios para su puesta en marcha. Para este año 2009 hay presupuestados 500.000 euros, según informó la consejera.