En declaraciones a los medios, García Élez ha afirmado que este trasvase destinado al abastecimiento es positivo “en parte”, pues no puede ser que “sea la excepción sino la regla”, una vez que se analicen y actualicen los datos actuales de las normas de explotación del trasvase.

En este sentido, ha reclamado que este trasvase de 7,5 hectómetros cúbicos debería ser siempre “lo que única y exclusivamente se pudiera trasvasar”.

“Hemos venido de meses anteriores donde ha llovido mucho en unas zonas, pero no puede ser que cada hectómetro cúbico que se recoja en unos pantanos sea para continuar con unas reglas de explotación que nos están haciendo mucho daño”, ha indicado.

Por ello, ha valorado este trasvase como “un cambio de actitud” por parte del , pero ha reiterado, que espera que esta medida “no sea la excepción”, para que de una vez por todas el agua del trasvase “sea para abastecimiento y no para comercializar el agua en otra Comunidad Autónoma”.