Según han confirmado fuentes sindicales a Europa Press, esta semana ha tenido lugar una mediación entre la empresa y los trabajadores en la que ha estado presente el director general de Transportes y Movilidad, , en la que se ha llegado a un acuerdo para que los trabajadores cobren las nóminas pendientes de los meses de agosto, septiembre y noviembre, junto a los retrasos correspondientes a los meses de la subida del convenio.

Una solución para la situación que estaban viviendo estos conductores desde hace meses con la empresa y que, de continuar, habría terminado en una huelga, pues no estaban dispuestos a continuar con la incertidumbre en el cobro de sus nóminas y más teniendo en cuenta que el contrato que la empresa mantiene con la Junta de Comunidades ha llegado a su fin y están pendientes de una nueva licitación.

PENDIENTES DE LICITACIÓN

De hecho, el consejero de Fomento, , anunció hace meses el inicio de los trabajos para sacar adelante la licitación de la línea, para que fuese viable económicamente para las empresas, a lo que se sumarían unos requisitos que exijan excelencia en el servicio que une ciudades como Talavera y Toledo, debido a la infinidad de problemas con la actual concesionaria, que ofrecía menos servicios, impagos de nóminas y múltiples quejas de los usuarios del servicio.

Así, la intención de la Consejería es sacar a licitación el servicio de autobuses entre Talavera y Toledo en 2020, de tal manera que la empresa que salga de la adjudicación pueda estar prestando el servicio a primeros de 2021.