En un comunicado, la Asociación ha admitido que sus “numerosos” intentos por alcanzar un acuerdo en el convenio de comercio con los sindicatos CCOO y UGT, incluida la mediación de de Castilla-La Mancha, en dos sesiones celebradas el 4 de octubre y este lunes no han dado el fruto esperado.

“Por más que la Asociación ha trasladado a ambos sindicatos las importantes dificultades por las que todavía atraviesa el comercio de la provincia, estos partían en la negociación con una demanda salarial desproporcionada para la realidad actual del comercio: un 3% anual que se concretaría en un 9% en tres años”, mientras que la Asociación partía de una propuesta del 1,5% en tres años, a razón de un 0,5% anual.

Mientras la Asociación, en su opinión, ha ido “realizando esfuerzos en el ánimo de acercar posturas incrementando los porcentajes iniciales, del 1,5% a tres años al 3,8% que ha propuesto finalmente, los sindicatos, que partían de un incremento salarial desproporcionado a la situación actual del comercio (9% en tres años), si bien plantearon un 4,5% en el acto de mediación celebrado el día 10 de octubre, sorpresivamente, y tras los anuncios de posibles subidas del SMI, en el último acto de mediación ante el Jurado Arbitral han planteado subir los salarios un 5%”.

FALTA DE SENSIBILIDAD

“Con ello muestran una falta de sensibilidad y de seriedad en las negociaciones”, ha expresado la Asociación, que ha indicado que “la estrategia de demandar inicialmente un incremento salarial desproporcionado pretende ahora hacer ver que la patronal se muestra inflexible en acercar posturas, cuando lo cierto es que ellos eran conscientes desde el inicio de las negociaciones de lo delicada que era la situación económica del comercio”.

“El comercio no puede más. Afronta, como es su obligación, la competencia, incluso aunque ésta, a veces, sea desleal y no sea perseguida como debiera. Pero lo que no puede asumir son subidas salariales desproporcionadas en unos momentos en los que su situación es muy compleja y postulados sindicales más propios de épocas anteriores a la crisis que de la actual”, ha detallado.

No obstante, la Asociación de Empresarios del Comercio está dispuesta a seguir agotando todas las posibilidades para cerrar el convenio y continuará asistiendo a las mesas de negociación a las que sea convocada, pero espera que en dichas reuniones las posturas sindicales se adecuen a la realidad económica actual.