La finalidad de esta acción es apoyar a las empresas familiares de la región en la elaboración de los protocolos familiares. La titular regional de Economía en funciones ha recordado, además, que el presidente García-Page ha dejado claro, tanto en la campaña electoral como desde que conoció la victoria, que su objetivo para esta nueva etapa es reeditar el pacto con empresarios y sindicatos, ya que ha facilitado que estos últimos cuatro años hayan sido años de recuperación y de crecimiento en nuestra región.

Patricia Franco ha significado la importancia que la empresa familiar tiene en la estructura económica de Castilla-La Mancha frente al papel que desempeña a nivel nacional. Además, ha explicado que “mientras a nivel a nacional un 88% de las empresas son familiares, en nuestra comunidad autónoma ese porcentaje asciende al 94,3%, cinco puntos por encima de la media nacional”, ha informado la Junta en nota de prensa.

A este respecto, ha recordado que en 2018 Castilla-La Mancha fue la Comunidad Autónoma con mayor crecimiento en la creación de empresas y que durante estos últimos cuatro años se han creado más de 10.500 nuevas empresas en la región. También ha hecho alusión a que durante este periodo la región ha encabezado el Índice de Confianza Empresarial a nivel nacional, 11 puntos por encima de la media nacional.

En este orden de cosas, Patricia Franco ha indicado que la legislatura que ahora termina ha contribuido al crecimiento de la economía y a que la ciudadanía depositara la confianza en el “proyecto sólido que ha liderado el Gobierno regional”.

“Son muchas las actuaciones que hemos venido desempeñando juntos, al igual que estoy segura que van a ser muchos también los que se pongan en marcha de aquí en adelante desde el Gobierno que lidera ”, ha rubricado.