Sobre las 16.00 horas del 14 de junio en la Central Operativa de Servicios de la Guardia Civil, que gestiona el teléfono de urgencias 062, se recibió una llamada de la Sala del 112 de Castilla-La Mancha informando que un senderista se había extraviado por un paraje conocido como ‘Colmenarejo’, dentro del término municipal de La Iglesuela, por lo que desde la Central de la Guardia Civil se envió en su auxilio a las patrullas del Puesto de Hinojosa de San Vicente de Talavera de la Reina, según ha informado la Benemérita en nota de prensa.

Los agentes buscaron en sus terminales móviles las rutas senderistas que pudieran pasar por dicho paraje, el cual comprobaron que llegaba hasta la localidad de , por lo que iniciaron el recorrido que les iba indicando el GPS hasta que localizaron al joven, acompañado de su perro, a unos 4 kilómetros del punto de partida del camino.

La Guardia Civil auxilió a este joven que se encontraba tendido en el suelo, con temblores, desorientado y muy nervioso, por lo que los agentes proporcionaron agua al joven y a su perro, se pusieron en contacto con un familiar y los trasladaron hasta la localidad de La Iglesuela, desde donde fue trasladado hasta el centro de salud de Navamorcuende.

La Guardia Civil añade que para evitar accidentes cuando se practican deportes de montaña conviene planificar la actividad con la información que proporcionan mapas, libros o reseñas, conocer con antelación el medio donde se va a realizar ese deporte, ir acompañado por un grupo de al menos tres componentes, informarse de la previsión meteorológica, llevar una equipación adecuada o desarrollar actividades acordes a la condición física de cada uno.

Además, la Benemérita recomienda federarse en algún club de montaña para obtener conocimientos sobre cómo moverse en el medio, adquirir conocimientos en primeros auxilios, incluir en el equipo una linterna, un impermeable, un chaleco reflectante y una manta térmica, así como llevar “totalmente cargado” el teléfono móvil.