El dispone de uno de los programas de envejecimiento activo más completo de España, que tiene como objetivo que las personas puedan disfrutar de una vejez saludable en nuestra región de la mejor manera posible, potenciando el ocio y sus habilidades sociales y cognitivas para prevenir las situaciones de dependencia.

Así lo ha manifestado hoy en Talavera de la Reina (Toledo) el director general de Atención a las Personas Mayores, Personas con Discapacidad y Personas en Situación de Dependencia, , quien ha presentado el libro “Envejecer participando” del Grupo de Investigación en Gerontología Social y Educativa, de la Universidad de Castilla-La Mancha, en colaboración con la Consejería de Salud y Bienestar Social.

Para el director general, todo lo que se trabaje en el ámbito de la prevención de la salud tiene consecuencias en la aparición tardía de signos de dependencia o en el retraso del agravamiento de enfermedades o discapacidades y de sus secuelas, además de fomentar el potencial físico, social e intelectual de las personas mayores. “Probablemente, la mitad de las situaciones de dependencia podrían prevenirse o podrían retrasarse con actividades adecuadas”, ha recalcado.

En ese sentido, el Gobierno de Castilla-La Mancha destina este año 2,3 millones de euros a estos programas de prevención de la dependencia en los cuales se prevé la participación unas 12.000 personas.

Son iniciativas como las rutas senderistas para personas mayores, el acceso a las nuevas tecnologías o la puesta en marcha de la Universidad de los Mayores que se inició precisamente en Talavera y que ha conseguido llegar a todos los campus universitarios de la región, con más de 1.000 personas matriculadas este curso.

Otros programas que también fomentan la autonomía personal son los de termalismo y turismo social, que por plazas, presupuesto, implantación y menos coste a los usuarios se puede considerar que son de los más completos de España. En total más de 100.000 personas mayores cada año participan en las distintas actividades de envejecimiento activo.

Pérez ha recordado que a lo largo del siglo XX, la población española se ha duplicado pero el número de mayores de 65 años se ha multiplicado por siete, y el de mayores de 80 años por trece. “Afortunadamente vivimos más años y en mejores condiciones físicas y mentales”, ha señalado el director general, que ha agregado que Castilla-La Mancha tiene una de las tasas de esperanza de vida más alta de Europa.

Tanto la atención a la dependencia como el envejecimiento activo y saludable son dos de los ejes centrales del II Plan de Atención a Mayores en Castilla-La Mancha, Horizonte 2011.

Por último, Pérez agradeció la decisión de los autores del libro de presentar este estudio que busca que las personas mayores ocupen un lugar activo y visible como ciudadanos. En la presentación del libro han participado además, la vicerrectora del Campus de Toledo, , y los tres autores, e , profesores del Centro de Estudios de Universitarios de Talavera, y David Alonso, profesor de la .