Argüello, a preguntas a los medios antes de su intervención en las VII Jornadas de Pastoral celebradas este sábado en , ha insistido en que todos los actores que intervienen en la exhumación, como son el propio Ejecutivo de Pedro Sánchez, la familia del dictador y la Iglesia, tienen “palabras que decir y derechos que reclamar” al respecto.

“Como quiera que parece que no se produce un acuerdo entre los que tienen que acordar, parece que el asunto está en sede judicial y seguramente unos y otros tendremos que esperar a lo que el tribunal diga y acatar las cosas”, ha reiterado.

Sin embargo, ha aprovechado para pedir que la exhumación de Franco no suponga “una ocasión para abrir de nuevo la herida de las dos Españas” y ha recordado que durante la Transición “se vivió una reconciliación”. “¿Cómo no seguir hablando de reconciliación, de que las medidas que se tomen no sirvan para escarbar en viejas heridas?”, se ha preguntado.