La concejala de Servicios Públicos y Sostenibilidad, , ha asegurado que para el Ayuntamiento de Toledo “es un orgullo poder ofrecer a la ciudadanía un agua de alta calidad y a uno de los precios más económicos del país”; Jiménez ha reconocido el trabajo realizado por la concesionaria Tagus para que esto sea así y su disposición para trabajar con la corporación en la constante mejora del servicio.

En concreto, según informa el Ayuntamiento de Toledo en nota de prensa, el análisis refleja que las cuotas de los toledanos oscilan entre los 13,03 euros y los 28,58 euros mensuales para consumos de entre 10 y 20 metros cúbicos de agua con un contador individual de entre 13 y 15 milímetros, frente a los 22,50 y 46,74 euros y los 22,44 y 50,75 euros que pagan por el mismo servicio los ciudadanos que residen en ciudades como o , respectivamente, por citar algunos ejemplos, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

El informe de FACUA también apunta que las tarifas del agua pueden variar hasta en un 256% según la ciudad en la que se reside, siendo las cuotas más elevadas las de , , y Huelva. En estas ciudades, las facturas oscilan entre los 23,16 euros y los 71,51 euros en el caso de Barcelona, entre los 23,75 € y los 50,83 € en Cádiz y entre los 28,43 euros y los 49,29 euros para las personas que residen en Murcia.

Por otro lado, “la calidad del agua toledana también cuenta con una valoración especialmente positiva”. Según el último estudio disponible de la (OCU), que analiza parámetros como la mineralización, la dureza, la presencia de metales, los nitratos, los plaguicidas o la turbidez del agua corriente en 62 localidades españolas, “Toledo también destaca en este aspecto”.

Al tener una mineralización equilibrada, así como un nivel bajo de dureza y turbidez, el agua en esta ciudad sabe mejor y se ve más clara, además de ser más saludable por su reducido contenido en nitratos”. En este informe Toledo también destaca por “la escasa presencia de contaminantes en su red de abastecimiento, ya que apenas hay restos de sustancias como el cobre, el níquel, el hierro, el zinc o el plomo, que pueden llegar de forma natural o a través de actividades como la construcción”.

De entre todas las localidades españolas muestreadas, “Toledo está entre las ciudades que destacan por tener el agua más exquisita, junto a Las , y , entre otras”, tal y como recoge este estudio.