La rotura afecta a tres tramos de tubería de fibrocemento de 200 mm que han sido sustituidos por tubos de fundición ductil. El incidente provocó el corte de agua en el Parador —que se encuentra actualmente en obras—, la Ermita de Nuestra Señora del Valle y tres cigarrales de la zona, si bien desde Tagus mantienen que no se ha registrado ningún aviso por parte de los afectados referido a este incidente.

Jiménez ha podido constatar el “avanzado estado” de los trabajos que se ejecutan desde la tarde del jueves y que han proseguido a lo largo de toda la noche en la zona. Asimismo, desde Tagus estiman que el servicio de abastecimiento de agua podría estar restaurado en torno a las 14.00 horas, una vez que finalicen los trabajos de restauración del terreno y comiencen a cargar la tubería, ha informado el Consistorio toledano en nota de prensa.

En cuanto a los motivos, desde Tagus apuntan a la sobrepresión por falta de consumo y a los cambios térmicos propios de la temporada estival como posibles causas, si bien también se ha detectado la existencia de árboles próximos a la tubería cuyas raíces han podido deteriorar las juntas de los tubos.