Está donada por la autora española-portuguesa Linda de Sousa y fue realizada al alcalde , miembros de la corporación municipal y personalidades de la cultura como el galerista de la Sala Domus Artis y el pintor , ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

La escultura simboliza a una Dulcinea universal y en su base están representadas los símbolos de las cuatro culturas del mundo: cristiana, islámica, hebrea y oriental y es un homenaje a la universalidad de la obra cervantina en este IV centenario de la publicación de la II parte del Quijote.

Linda de Sousa, artista multidisciplinar, miembro de AICA

(Asociación Internacional de Críticos de Arte) y Crítica de Arte de la Movida Brasileña, ha expresado que esta estatua es un homenaje a la mujer y que esta englobada dentro un universo pero que es una figura que representa a la transparencia de la mujer pero no desde la invisibilidad.