Así lo ha expresado en una rueda de prensa en , junto a su homólogo en Castilla-La Mancha, de la Rosa, minutos antes de la asamblea de la Castilla-La Mancha para preparar la jornada del 8 de marzo.

Por ello, ha pedido al Ejecutivo central que “deje de frivolizar con argumentario lamentable” y le ha reprochado que, aunque llama “habitualmente” al sindicato “para poner cosas encima de la mesa”, el perímetro de diálogo social en España “no es suficiente”, pues para cambiar la situación de desigualdad no hay “una línea de medidas ya” sino que hay que tocar “otros palos” para que la situación comience a revertir.

El líder de CCOO ha reconocido que dialogan con el Gobierno respecto a la contratación, pero en materia de pensiones o de reforma laboral los avances son “insuficientes”.

También ha considerado que “es un error no muy inteligente” medir la jornada del 8 de marzo en ” términos de paro laboral”, pues a su parecer, es “la forma mas idónea de fomentar una enorme jornada de movilización social”. “No creo que la disputa deba versar sobre el modelo de movilizaciones”, ha aseverado.

ACABAR CON EL DISCURSO HEGEMÓNICO

Sordo ha asegurado que es el tiempo de que se acabe “el discurso hegemónico en el país que mantiene estas brechas de desigualdad”. “Tenemos que ganar la batalla de las ideas desde las empresas, desde la calle y desde las instituciones”.

Por ello, ha apelado a acabar con la “connivencia y el negacionismo” destacando que “la gran pelea” que debe sustanciarse no tiene que ir contra la reducción de ingresos sino con la mejora de esos ingresos. “Hace falta propuestas de sensibilización social, el 8 de marzo va a ser un día histórico y de confluencia social”, ha afirmado.

Asimismo, ha rechazado los “análisis de laboratorio” de algunos dirigentes políticos que dicen que el salario entre hombres y mujeres con la misma responsabilidad es el mismo, cuando los condicionantes de las mujeres son “radicalmente distintos”.

En este punto, ha precisado que el 75% de empleo parcial está ocupado por mujeres, que perciben remuneraciones menores, con una diferencia entre los complementos salariales de los hombres en un 44%, lo que genera una media salarial menor cifrada en un 30%.

Por ello, ha hecho un llamamiento a recuperar la inversión en dependencia, en infancia y en servicios públicos para que “pase a la historia” la idea de la economía de subsistencia, añadiendo que también en las pensiones “hay sesgo de género” pues son menores las pensiones de las mujeres por su trayectoria profesional.

DE LA ROSA: ACABAR CON “LA MALDICIÓN BÍBLICA”

De su lado, el secretario regional de CCOO ha pedido que “la invisibilidad, la violencia, el acoso o la brecha salarial” se deje de asumir como “una maldición bíblica”, porque es una realidad “que tiene que acabar”.

Por esta razón, ha pedido la colaboración de los dirigentes políticos y del mundo empresarial en esta causa, considerando que es el momento “oportuno para salir a la calle” y para que las mujeres, y también los hombres participen de manera “activa” en esta movilización.

De su lado, la secretaria confederal de mujeres e igualdad de CCOO, Elena Blasco, ha justificado la jornada de huelga para pedir políticas activas de empleo y un pacto “real” contra la violencia machista, al tiempo que ha hecho alusión a las “cifras de la vergüenza” con 920 mujeres que han perdido la vida desde 2003, 49 en 2017 y 6 de ellas en Castilla-La Mancha.

Por su parte, la secretaria general de CCOO de Construcción y Servicios de Castilla-La Mancha, Remedios Toboso, ha explicado que la asamblea que se celebra este lunes en Toledo sirve para dejar claro que la “huelga no es una cuestión sólo de mujeres, sino de los dos”. “Necesitamos poner a pie en pared y decir que basta ya de brecha salarial y de acoso en el trabajo”.