El nuevo estudio de la Plataforma Logística de Talavera de la Reina () que ha costeado el Ayuntamiento de la ciudad, contempla un modelo intermodal que se desarrollaría en tres fases, la primera de las cuales vería la luz en 2023 con un presupuesto de 20 millones de euros, y que plantea fortalezas como su localización y debilidades como las carencias en la línea ferroviaria y un tráfico de mercancías “muy reducido”.

Así lo ha asegurado la responsable del estudio, Pilar Tejo, de la consultora Teirlog Ingeniería, quien ha presentado este martes el estudio en la sede del OAL IPETA de Talavera, en presencia del alcalde, Jaime Ramos, parte del equipo de Gobierno, así como los portavoces de los grupos de la oposición (PSOE y Ganemos), representantes de organizaciones empresariales, , Fedeto y , así como empresarios de la ciudad.

Durante su intervención, Tejo ha dado a conocer el diseño y las alternativas para la implantación de una plataforma logística, que se desarrollaría en tres fases, cuya inversión total superaría los 54 millones de euros, y que comenzaría por la construcción de la terminal intermodal, una parte del centro de servicios al transporte, otra parte de una zona logística y un viario, en una extensión de 47,5 hectáreas.

PRIMERA FASE

La Plataforma estaría ubicada entre las vías del tren, por el norte, y la autovía A-5, cerca del polígono industrial de Torrehierro, por el sur, junto a Talavera la Nueva, sobre la misma superficie prevista inicialmente en 2008.

Allí, el estudio recoge un modelo centrado en un centro de transporte de mercancías focalizado sobre todo en actividad de transporte por carretera, otra zona de logística industrial, un área de logística intermodal ligada a operadores logísticos de transporte ferroviario (manipulación y almacenamiento de mercancías), la propia terminal intermodal que ocuparía unas 18 hectáreas, a la que se suma el centro integrado de servicios al transporte y otra parte dotacional. En total, para las tres fases sería necesaria una ocupación de 150 hectáreas.

Respecto al flujo de transporte de carretera que serían captables por la terminal intermodal ferroviaria de Talavera, el estudio refleja que se podrían trabajar con 33 trenes semanales, y una parte importante de 12 trenes serían con , lo cual “tiene bastante sentido porque la actividad económica de esta zona se focaliza mucho en utilizar el puerto de Valencia como puerto de salida y entrada de flujos marítimos de importación y exportación”.

En esta línea, Tejo ha explicado las fortalezas del proyecto, con una localización estratégica que es “real”, con un cruce de infraestructuras viarias muy importante, cercanía a zona de actividad económica e industrial como el polígono de Torrehierro, el interés de operadores ferroviarios y la implicación institucional.

Si bien, ha puesto de manifiesto los inconvenientes de la situación de la línea ferroviaria, el tráfico de mercancías, el estudio informativo del propio ministerio, así como la necesidad de financiación.

Sobre las amenazas con las que cuenta la Plataforma de Talavera, Tejo ha hecho referencia a otros proyectos en desarrollo, en ubicaciones no muy próximas, pero que también pueden competir por implantaciones muy semejantes a la de Talavera, y ha citado el desarrollo de Illescas o el que la Junta de Extremadura está realizando en Navalmoral de la .

“Son otras ofertas que están en el mercado y que hay que tenerlas en cuenta a la hora de enfocar el proyecto de Talavera”, ha apuntado.Tejo ha concluido con la hoja de ruta del proyecto, si se empiezan a dar los primeros pasos en 2019, comenzaría con una concertación público-privada para poder iniciar las obras en 2021 y poner en marcha la primera fase en 2023.

“ES VIABLE Y TIENE MUCHAS FORTALEZAS”

Por su parte, el alcalde, Jaime Ramos ha asegurado que este estudio, cuyo coste ha sido de 45.000 euros, va a permitir disponer de un nuevo estudio de viabilidad, no sólo económico sino de modelo negocio, y también de una hoja de ruta para comprobar los pasos que hay que seguir.

En este sentido, ha señalado que se constata que la Plataforma de Talavera “es viable y tiene muchas fortalezas”, de hecho ha mantenido que el próximo paso será solicitar una reunión en el ministerio de Fomento para desbloquear la Comisión de Seguimiento, ahora que cuentan con datos nuevos “que hacen viable este proyecto” y poder empezar además a trabajar con cada una de las administraciones implicadas en el convenio para el desarrollo de dicha Plataforma.

También ha destacado el papel del puerto portugués de Sines, pues supone un aliado “con un interés cierto” en la Plataforma de Talavera, con una viabilidad “mucho más objetiva que si simplemente se pregunta a empresa de la comarca o la comunidad, como ha sucedido anteriormente”.”Este estudio va a permitir seguir adelante con el desarrollo de la futura plataforma logística de Talavera”, y ha señalado que desde el Ayuntamiento no han dejado en ningún momento “de dar pedales para que esta bicicleta ande”.