El presidente de Eurocaja Rural, , ha efectuado esta mañana la donación a Cáritas Diocesana de de los 2.000 kilos de alimentos no perecederos recogidos por la entidad financiera con motivo de la celebración del ‘Desafío’, que tuvo lugar la semana del 3 al 8 de junio. López Martín acudió acompañado del director de de la misma, .

El ‘Desafío’ es una acción de convivencia que se viene desarrollando desde hace 15 años, en la que los más de 1.000 trabajadores del Grupo Económico de Eurocaja Rural compiten entre sí realizando diferentes pruebas de habilidad y agilidad física y mental, para conocerse mejor, y aprender a enfrentarse a situaciones adversas, mejorando la cohesión y trabajo en equipo. Durante la celebración de este evento, los participantes aportan, como mínimo, un kilo de alimentos no perecederos antes del inicio de cada jornada, que posteriormente son donados como muestra de la sensibilidad y compromiso con causas o fines solidarios.

López Martín manifestó sentirse orgulloso de presidir una entidad de economía social, cuyos valores emanan directamente del espíritu de sus profesionales. Declaró que “una empresa con alma no es sólo la que trata de inculcar a su plantilla una manera honrada y sincera de trabajar y relacionarse con su entorno, sino aquella que va más allá, hasta el punto de que sus trabajadores demuestran, además de su buen hacer y su responsabilidad, ser personas sensibles e implicadas en relación a los problemas de la sociedad”.

Igualmente, el presidente de la entidad financiera felicitó a Cáritas Diocesana en particular, y a la en general, por su incansable trabajo en la lucha por ofrecer a la sociedad unas condiciones de vida mejores y dignas.

En el acto de entrega estuvo presente el delegado episcopal de Cáritas Diocesana de Toledo, José María Cabrero Abascal, y la coordinadora del , , quienes se mostraron muy agradecidos, en nombre de los destinatarios, por ésta y otras muchas donaciones y colaboraciones que la entidad financiera ha realizado históricamente.

Entidad solidaria

Eurocaja Rural se caracteriza, entre otras muchas cosas, por su participación activa y constante en proyectos sociales y en beneficio de los más desfavorecidos.

En ocasiones lo hace a través de su Fundación, y otras veces como entidad de economía social por medio de la gestión de su Responsabilidad Social .

Algunos ejemplos son la Carrera Solidaria, que va camino de su VII Edición, el ‘Foro Soluciones Contagiosas’, cuyo objetivo es hacer la vida más fácil a personas dependientes; o el ‘Programa Empodera’, un seminario de innovación para encontrar soluciones para personas con discapacidad.