La nueva marca concentra todos los valores que durante más de 53 años han distinguido a la entidad, reunidos en el concepto ‘ruralismo’, como son los de cercanía, humanidad, personalidad, confianza, innovación, compromiso, solidez, seguridad, tranquilidad, transparencia y futuro.

Este cambio de marca se produce principalmente para atender la realidad social del abandono del servicio financiero y el traumático cierre de sucursales de espaldas a las necesidades de los clientes, según ha informado la entidad en un cmounicado.

Si bien es cierto que los clientes cada vez frecuentan menos las sucursales, en Eurocaja Rural se tiene perfectamente identificada la necesidad del espacio físico y la cercanía con el cliente para aportar valor a esta relación y poder atender mejor las necesidades de su día a día.

Eurocaja Rural, apoyada siempre en los valores que aglutinan el ‘ruralismo’, pretende un desarrollo y crecimiento desde la prudencia que siempre le ha caracterizado, y así exportar su exitoso modelo de negocio a otras áreas geográficas.

La cooperativa de crédito, que actualmente opera en Castilla-La Mancha, , y , abre así una nueva fase de crecimiento y expansión por nuevas provincias, sin olvidar el apellido “Rural” de su ADN.

La decisión ha sido aprobada durante una cita en la que han estado presentes más 1.000 personas entre delegados, socios, clientes, empleados, autoridades y representantes del tejido económico, social y financiero. Los delegados aprobaron también por unanimidad el Informe de Gestión y las Cuentas Anuales del ejercicio 2017, con un resultado antes de impuestos de 26,5 millones de euros y un activo total que a 31 de diciembre ascendía a 7.377 millones de euros, un 3,87 por ciento más que en 2016.

Asimismo, fijaron las líneas maestras de la política general de la entidad, aprobaron las líneas básicas de destino y aplicación del Fondo de Educación y Promoción (FEP) y reeligieron auditores de cuentas de la Caja y su Grupo consolidado para 2018.

“LÍDERES EN CONFIANZA Y RENTABILIDAD”

El presidente de , , ha destacado en su intervención que son “líderes en confianza y rentabilidad” para socios y clientes, y ha concretado las políticas estratégicas de durante el ejercicio en su “imparable expansión territorial”, la amplia ronda de visitas institucionales a cooperativas agrarias de su ámbito de actuación y un negocio de banca tradicional, calidad y proximidad “riguroso y seguro”, con ratios de solvencia “extremadamente buenos” y “cimientos inamovibles, dando pasos cortos, pero muy firmes”.

“Nadie pensaba que la Caja Rural creada en 1965 para dar servicio a las cooperativas agrarias de la provincia de llegaría 53 años más tarde a tener presencia en el Levante”, ha manifestado Javier López, quien ha asegurado que van “a por todas”.

Tras destacar la labor social desarrollada por la entidad a través de su Fondo de Educación y Promoción (FEP) y de la Mancha, se ha mostrado “muy optimista” sobre el futuro de Caja Rural. “Estamos preparados para aprovechar todas las oportunidades de crecimiento a nuestro alcance. Nunca nos hemos quedado un metro por detrás de nuestras posibilidades”, ha concluido.

“EJERCICIO BRILLANTE”

Igualmente, el director general de Caja Rural Castilla-La Mancha ha resumido la evolución de la entidad en 2017 y los estados financieros de un ejercicio que ha calificado de “brillante y esperanzador”. “Los logros de ejercicios anteriores reflejan la fortaleza de nuestro modelo de negocio”, ha dicho.

Víctor Manuel Martín ha afirmado que, aun desarrollando su actividad en un “entorno desafiante”, Caja Rural Castilla-La Mancha “ha vuelto a alcanzar unos buenos resultados, fortaleciéndose y creciendo en consonancia con los objetivos marcados para 2017”. “Nuestro proceso de transformación se ha acelerado y hemos entrado de lleno en fase de ejecución. Una transformación centrada en el cliente”, constató.

También ha destacado que Caja Rural Castilla-La Mancha ha centrado en 2017 sus esfuerzos en consolidar lo que se podría denominar “la fase uno” del Plan de Expansión emprendido en 2011, extendiendo su modelo de negocio a las provincias de y .

Al respecto, tras resaltar el “esfuerzo socioeconómico” de la entidad en 42 localidades donde es la única entidad financiera, ha anunciado que “en 2018 el mayor esfuerzo de expansión se focalizará en las provincias limítrofes al negocio matriz de Castilla-La Mancha y Madrid”.

Finalmente, ha felicitado a todos los trabajadores de Caja Rural Castilla-La Mancha por su “profesionalidad, seguridad, esfuerzo y dedicación” y agradeció al , con su presidente a la cabeza, la “gestión sana, transparente y prudente” de la entidad.

La Asamblea ha contado con la presencia del consejero de Hacienda y Administraciones Públicas de Castilla-La Mancha, , y el presidente de la (CECAM), Ángel Nicolás, entre una amplia representación social.

Al término de la misma está prevista una Cena de Hermandad con la presencia del presidente de Castilla-La Mancha, ; el delegado del Gobierno, ; la alcaldesa, ; el presidente de la Diputación Provincial, ; el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina; el consejero de , y Desarrollo Rural, , y el delegado de la Junta en Toledo, , entre otros.