Los hechos tuvieron lugar el 11 de agosto. El primero de los robos ocurrió pasadas las 15.00 horas un supermercado del barrio de Santa María de Benquerencia, en el que el detenido se apoderó de 500 euros. Horas después, cometió un nuevo con violencia en un establecimiento de alimentación en el que sustrajo la caja registradora que contenía cerca de 400 euros en efectivo, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

Las primeras pesquisas practicadas por los investigadores en los locales, dotados ambos de cámaras de seguridad, así como con testigos presenciales de los hechos, permitieron que rápidamente se pudiera identificar al presunto autor de los hechos, resultando ser la misma persona que días atrás había perpetrado dos robos con fuerza en locales mediante la fractura de la luna con una tapa de alcantarilla.

OTROS DELITOS

Este mismo lunes, la Policía Nacional informaba de la detención de un varón como presunto autor de dos delitos de robo con fuerza en sendos bares de la ciudad, a los cuales accedió después de fracturar una de las lunas arrojando una alcantarilla, apoderándose de 1.650 euros de las cajas registradoras. El detenido tiene antecedentes por idéntico tipo de hechos y había trabajado en uno de los locales del que fue despedido tiempo atrás.

Los hechos tuvieron lugar durante la madrugada del pasado 3 de agosto. El primero de los robos fue cometido en un bar del Barrio de Santa María de Benquerencia y el segundo en otro establecimiento de . En ambos casos el acceso se produjo después de fracturar la luna con una alcantarilla, siendo sustraído el contenido de las cajas registradoras, apoderándose de un total de 1.650 euros.