Sobre estos asuntos debaten hasta este miércoles en el Campus Tecnológico de la Fábrica de investigadores vinculados a la Electroquímica, que tiene 3.800 miembros e implantación en 74 países. El congreso, uno de los tres que la organización celebra cada año, está coordinado por los catedráticos , de la y , de la Facultad de Ciencias de la Universidad de .

De forma paralela, se están celebrando reuniones de otras dos asociaciones vinculadas, el Grupo de Ingeniería Electroquímica de la Federación Europea de Ingenieros Químicos y la Red de Excelencia de Aplicaciones Medioambientales y Energéticas de la Tecnología Electroquímica, financiada por el , , según ha informado la UCLM en nota de prensa.

Según explica el profesor Rodrigo, los investigadores en esta área tratan de avanzar en la “descarbonización de la sociedad”, buscando aplicaciones de la tecnología electroquímica “en la sustitución de motores diésel y gasolina por alternativas menos contaminantes o en el desarrollo de baterías con mayor durabilidad y más robustas”, entre otras. En definitiva, “se trata de conseguir un mundo mas sostenible, porque la tecnología electroquímica se puede acoplar a la energía solar o a la eólica”.